Cinco cosas que no sabías del “Sweet Child O' Mine” de Guns N' Roses

Sin duda, se trata de la canción más conocida de Guns N' Roses, pero puede que no conozcas todos sus secretos
ctv-q98-guns-n-roses

Tiempo de lectura: 3’

¿Cuántas veces has escuchado “Sweet Child O' Mine” de Guns N' Roses? Seguro que muchas, puede que cientos o miles. Y es que se trata de una de las canciones que más le gustan a los fanáticos de la banda californiana y al público en general. Luminosa, positiva y emotiva, la letra y la música contrastan con el rock oscuro y pesimista que la mayor parte de bandas de hard rock hacían en su momento. Sin embargo, ¿qué clase de secretos y curiosidades oculta la canción? Aquí tienes cinco cosas que quizás no sepas sobre “Sweet Child O' Mine”. 

1. La letra es un poema de Axl Rose a la que era su novia, con la que acabó muy mal

Solo un sentimiento tan potente como el amor podía provocar que Axl escribiera algo tan bonito y luminoso. Y es que, en el momento en el que el cantante creó esta letra, estaba preparando una poesía para Erin Everly, la hija de Don Everly, de Everly Brother. Ambos estuvieron juntos durante cuatro años y se casaron, como no podía ser de otra manera, en Las Vegas un 28 de abril de 1990. Sin embargo, nueve meses después, el matrimonio quedó anulado después de que Everly declarase que Axl había abusado de ella. La historia de amor no acabó nada bien. 

2. Slash compuso el riff, pero odia la canción con todas sus fuerzas

Mientras hacía el idiota con la guitarra, intentando emular los sonidos de los circos, a Slash le salió la melodía de la canción. Lo cierto es que el guitarrista la consideraba una tontería y no quería tener nada que ver con ella pero, como venía siendo costumbre en la banda, a Axl sí que le gustó. Al final, con la ayuda de Izzy Stradlin, salió “Sweet Child O' Mine”, sin embargo, Slash la sigue considerando la peor canción de Guns N' Roses. Cosas de la vida. 

3. Hasta que se publicó como single, Guns N' Roses estaban condenados al olvido

Cuando Guns N' Rses publicó el 'Appetite For Destruction' en julio de 1987, la salida fue un verdadero desastre. El disco tardó muchísimo en calar hondo, tres singles para ser más exactos. El primero fue “It's So Easy”, que fracasó estrepitosamente. Después vino “Welcome To The Jungle”, que también se estrelló. A la tercera fue el milagro, “Sweet Child O' Mine” salió en junio de 1988, casi un año después del lanzamiento del álbum. En septiembre la canción era número uno y, con ella, el disco comenzó a subir hasta alcanzar el número uno en agosto de 1988. 

Como “Sweet Child O' Mine” funcionó tan bien, “Welcome To The Jungle” volvió a “estrenarse” como single. Esta vez fue un grandioso éxito. 

4. Se volvió tan popular que tuvieron que cortarla

La canción dura 5 minutos y 55 segundos, una longitud aceptable para un single, especialmente para uno que suene en radios rockeras. Sin embargo, cuando salió, a más de un ejecutivo le dio en la nariz que la canción también era un tremendo hit que podría llegar a las audiencias de pop. Es por eso que se recortó la canción hasta los 3 minutos y 42 segundos de duración, dejando fuera el segundo solo de guitarra. De esta manera, las radios de pop podían ponerla sin que las audiencias poco acostumbradas a los solos de guitarra tuvieran que escucharlo. 

5. En serio, Slash la odia

De entre todas las cosas que Slash ha compuesto, esta es la que más versiones tiene. Lo cierto es que él mismo reconoce que hay versiones para piano y violín que le resultan agradables. Sin embargo, el guitarrista no puede aguantar que haya gente que la haya convertido en sintonías de fondo para ascensores y salas de espera. 

Me siento en la sala de espera del médico y algo me suena familia, entonces me doy cuenta de que es una interpretación que ha hecho alguien sobre algo que yo he escrito. Es un sentimiento muy desagradable”, explica el músico. 

RockFM