Cinco cosas que no sabías sobre “Enter Sandman” de Metallica

Es el tema más conocido de Metallica pero, ¿sabías estos datos curiosos sobre la canción?
ctv-zvd-enter-sandman

Tiempo de lectura: 3’

¿Cuántas veces has escuchado el “Enter Sandman” de Metallica? Seguramente muchas. Y es que este clásico del 'Black Album' ha sido, seguramente, una de las canciones que han introducido a más gente en los maravillosos géneros que son el rock y el metal. Publicada como single del disco de 1991, la canción es una imprescindible en el setlist de Metallica y, después de “Nothing Else Matters”, es la canción de los de San Francisco que más impacto ha tenido en la cultura contemporánea. Sin embargo, ¿sabías que el tema esconde algunos secretos? Aquí te dejamos cinco cosas que probablemente no sepas sobre el “Enter Sandman” de Metallica.

1. La idea original era que la canción tratase sobre una terrible enfermedad infantil.

Cuando James Hetfield escribió el primer borrador de la letra de la canción, su idea era que tratase sobre el síndrome de muerte súbita del lactante, una condición que se produce en algunos neonatos y que acaba con sus vidas, sin aparente explicación, mientras duermen. De hecho, la frase “Off to never never land” iba a ser, en un principio, “disrupt the perfect family”. 

Bob Rock, desde la inteligencia de un productor experimentado, se dio cuenta de que el tema no era el ideal para una banda que estaba a punto de alcanzar el estrellato mundial. Aunque la banda tenía una normal por la cual no se podían criticar las contribuciones individuales de cada miembros, Rock decidió hablar al no ser miembro del conjunto. Aunque pensaba que se encontraría con el ego de Hetfield en la cara, lo cierto es que el cantante entró en razón y la cambió al instante. 

2. La inspiración para su riff viene de Soundgarden (y de Lars Ulrich).

Aunque parezca mentira, sin Soundgarden este tema no existiría. Así lo contó Kirk Hammet en su momento: “Acababa de salir 'Loud Love'. Yo quería coger la actitud de aquel tema y convertirla en un riff pesado y agresivo. Eran las dos de la mañana. Puse una grabadora a funcional y dejé de pensar. Entonces fue cuando entró Lars Ulrich y lo escuchó. Me dijo que le encantaba, pero que repitiera la primera parte cuatro veces. Aquella sugerencia lo hizo aún más pegadizo”

3. Motörhead hizo una versión de la canción por encargo de una empresa de lucha libre.

Uno de los luchadores más populares de la ya extinta ECW (Extreme Championship Wrestling) era The Sandman, un tío rubio con muy mala pinta que entraba al ring con un palo de kendo y una lata de cerveza. Obviamente, era una buena idea que, como tema de entrada, el luchador tuviera “Enter Sandman”. Sin embargo, la empresa no tenía dinero para pagar los derechos de autor. Fue entonces cuando tuvieron una idea, llamar a Lemmy y a los suyos, colegas de Metallica, para que grabar una versión. Como no podía ser de otra manera, Motörhead grabó la canción y se la puso a The Sandman. Sin embargo, la canción fue sustituida por la original en los DVDs de los eventos. 

4. La canción es un clásico del baseball.

Si no sabes mucho de baseball seguramente no te sepas esta. Aparentemente, esta canción se ha vuelto un clásico cuando el lanzador del equipo local está a punto de asegurar la victoria para su escuadra y “poner a los rivales a dormir”. Uno de los jugadores más populares con los que se asocia la canción es Mariano Rivera, de los New York Yankees. Al jugador, la verdad, ni le importaba ni la escuchaba más allá de cuando jugaba, pero a los miembros del staff les encantaba ponerla para intimidar a sus rivales en los últimos compases del partido. 

5. Los militares estadounidenses se la “obligaban a escuchar” a Saddam Hussein y los que les apoyaban. 

Después de que Estados Unidos invadiera Irak en el 2003, esta era una de las canciones que se ponían en bucle para bajar la moral de los soldados fieles a Saddam Hussein. Sin embargo, esta no era la única. Y es que los soldados también ponían canciones infantiles como la de 'Barney el dinosario'. 

RockFM