Cinco de los peores discos -y de los más odiados- de la historia del rock

No solo no fueron olvidados, sino que estos discos acabaron siendo odiados por todos los fans del rock por su falta de calidad
Cinco de los peores discos -y de los más odiados- de la historia del rock

Tiempo de lectura: 4’

Ser músico no tiene que ser fácil. Hasta el mejor de los intérpretes puede tener épocas de sequía en las que su música no le sale tan bien como recordaba. La presión de las discográficas por sacar un trabajo en una fecha determinada, el mal ambiente en una banda, un intento de álbum en solitario o, simplemente, un experimento fallido, son razones por las que, en ocasiones, discos infames han visto la luz, enfadando tanto a los fans como a la crítica especializada. Estos son cinco de los peores discos más odiados de la historia del rock:

  • 'Fobbiden' – Black Sabbath (1995)

Los '90 no fueron una buena década para el heavy metal, tampoco para Black Sabbath. El legendario conjunto británico, capaz de hacer verdaderas obras de arte con sus diferentes formaciones, tocó fondo con la salida de 'Forbbiden', un disco al que Tony Iommi ha llegado a calificar de "verdadera ruina". No es para menos, Tony Martin, Neil Murray, Cozy Powell y el propio Iommi eligieron, erróneamente, confimar en Ernie C, el guitarrista de la banda de rap-metal Body Count para producirles. Y sí, el álbum suena terriblemente mal. Tener a Ice-T, líder de la banda, rapeando en el tema "The Illusion Of Power" tampoco ayudaba...

Sea como fuere, el mismo Iommi ha reconocido que quiere que el álbum se vuelva a mezclar y a masterizar para intentar, al menos, enmendar un poco este desastre.

  • 'St. Anger' – Metallica (2003)

Poco hay que decir sobre un disco del que se ha escrito tanto. Metallica no estaba pasando por su mejor momento, con Jason Newsted abandonando la banda, James Hetfield recién llegado de rehabilitación y un agotado Bob Rock que se dio por vencido en todos los sentidos, solo para empezar. Sin solos de guitarra (dada la crisis creativa de Kirk Hammett), sin los valores de producción que les representaban y con canciones que, para qué mentir, no eran precisamente buenas, 'St. Anger' siguió siendo uno de los discos más vendidos de su momento, aunque solo para decepcionar a los fans y a la crítica y hacerles enfadar a más no poder. No hay mucho que defender de este redondo, salvo por, quizás, el tema que le da nombre y "Frantic". Sin embargo, representa el peor trabajo de la carrera de Metallica... ¿o no?

  • 'Other Voices' – The Doors (1971)

Está mal decirlo, porque no se puede subestimar a ningún músico, pero The Doors, sin Jim Morrison, no son The Doors. Tras el trágico fallecimiento del legendario vocalista, Robby Krieger, Ray Manzarek y John Densmore decidieron tomar la -errónea- decisión de seguir adelante sin él. 'Other Voices' es un disco que no tiene por dónde cogerlo, básicamente porque intenta seguir la estela de Jim, pero sin él.

El mejor ejemplo de este estrepitoso fracaso es el tema "I'm Horny, I'm Stoned", que se podría traducir como "estoy caliente, estoy colocado", un intento de ser provocativos que, sin duda, se quedó en todo lo opuesto. Las voces, que a veces parecen intentar imitar a Jim, no nos convencen así como tampoco lo hace la letra. Sin embargo, ¿qué te puedes esperar de un tema con un nombre así?

  • 'Fly on the Wall' – AC/DC (1985)

AC/DC ha firmado grandes discos y canciones a lo largo de su carrera. Este no fue el caso. Producido pro Angus y Malcolm Young, el disco dejó mucho que desear a nivel tanto de canciones como de sonido y fue machacado por parte de la crítica especializada. Para colmo, la banda australiana estaba inmersa en pleno escándalo de la historia del asesino en serie al que se identificó con la banda, lo cual tampoco ayudó a publicitarlo. El disco, desde luego, no es el mejor de AC/DC, aunque se puede salvar por canciones como "Shake Your Foundations".

Los videoclips que sirvieron para promocionar el álbum, que siguen la misma línea temporal en la misma localización, son, seguramente, una de las peores cosas que podrás ver por parte de AC/DC. El metraje está inundado de personajes ridículos, caricaturescos y una producción cutre que solo podrían ser compensados por temas épicos. Sin embargo, como ya te hemos dicho, este no era el caso.

  • 'Lulu' – Metallica & Lou Reed (2011)

Poco se ha hablado sobre el "monstruo de Frankenstein" musical que es este trabajo. La primera vez que Lou Reed y Metallica se juntaron fue en 2009, tocando "Sweet Jane" en el 25º aniversario del Rock and Roll Hall Of Fame en el Madison Square Garden de Nueva York. Aquel directo fue brutal y, de hecho, nos dejó a todos con ganas de ver más de estos artistas, que parecían tener mucha química juntos. Nos equivocábamos.

Cuenta la historia que Reed les pidió a Hetfield y compañía que le ayudaran a grabar algunas de sus "joyas escondidas", pero que, al final, decidió invitarles a un proyecto muy distinto. El pionero del art-rock tenía la intención de escribir un disco entero basándose en el folleto de una ópera, 'Lulu', que hablaba sobre una mujer asesinada por Jack el Destripador. Dicho y hecho, Metallica no dudó un segundo en lanzarse a una aventura que no acabaría bien para nadie.

No decimos que la idea no fuera buena, pero este álbum es un despropósito que mezcla heavy metal con poesía de la manera más extraña y disonante posible. Quizás tienes un amigo sibarita que te dice que lo ha disfrutado muchísimo y que es una obra maestra, pero lo más probable es que solo esté postureando.

RockFM