Cinco secretos de Ringo Starr que te harán plantearte por qué no es tu Beatle favorito

Conocido como el batería de The Beatles y por su excelente carrera en solitario, Ringo Starr tiene algunas curiosidades que quizás no conozcas
Cinco secretos de Ringo Starr que te harán plantearte por qué no es tu Beatle favorito

Tiempo de lectura: 4’

Cuando recordamos una de las películas más icónicas -y recomendables- de la era contemporánea, '500 Days of Summer' (2009), podemos volver sobre una conversación en la que los dos personajes de la película, Tom y Summer, hablan sobre The Beatles en una tienda de discos. En esta escena, ella dice que su componente favorito del cuarteto de Liverpool es Ringo Starr. "A nadie le encanta Ringo Starr", contesta Tom. "Eso es lo que me encanta de él", replica Summer. Lo cierto es que el bueno de Ringo ha sido, quizás, el Beatle más infravalorado de todos. Su contribución musical, su manera de mantener el buen rollo y su mensaje de paz y amor a lo largo de los años, su humildad... quizás, si supiéramos algo más de él, podría tener más papeletas para ser nuestro Beatle favorito.

Hoy no vamos a hacer un repaso a su carrera, algo que sin duda puedes leer en cualquier enciclopedia del rock, sino que te vamos a contar cinco pequeños secretos -de los mejor guardados- sobre él, su forma de ser y su vida:

  • Ya estaba "preparado" para la pandemia

Puede que no lo sepas, pero la infancia de Ringo estuvo tristemente marcada por varias enfermedades. Primer fue una apendicitis que, con 6 años, se le complicó y le causó entrar en coma. Después, con 13, contrajo una tuberculosis de la que le costó un año recuperarse. Sin embargo, más allá de la desgracia que puede suponer perder años de algo tan especial como la infancia por culpa de las enfermedades, Ringo ha aprendido a apreciar su salud y a tener cuidado con los gérmenes, las bacterias y los virus. Por eso, el Beatle nunca ha sido partidario de dar la mano cuando se encontraba con alguien, sino que prefería saludar chocando el codo. ¿Te suena de algo? Si, en las últimas semanas, has estado quedando y disfrutando de esta "nueva normalidad", es muy probable que hayas realizado este saludo. Ahora, cada vez que lo vayas a hacer, recordarás que Ringo fue primero.

  • Lo del insulto de John Lennon es un bulo a medias

No han sido pocas las personas que se han metido con el bueno de Ringo por sus habilidades con la batería, sin embargo, no todo lo que se ha dicho sobre él es cierto. Corría el rumor de que John Lennon fue preguntado sobre si Ringo Starr era el mejor batería del mundo y que su respuesta fue la siguiente: "No solo no es el mejor batería del mundo, sino que tampoco era el mejor batería en The Beatles". La realidad es que no fue Lennon -ni tampcoo McCartney- el que dijo eso. La frase pertenece a Philip Pope, locutor de radio que hizo un chascarrillo en la BBC -escrito por Geoffrey Perkins- en el año 1981.

En 1980, poco antes de morir, el verdadero John Lennon sí que hizo unas declaraciones sobre Ringo para la revista Playboy: "Es un gran batería. No es bueno en cuanto a técnica, pero creo que su manera de tocar está subestimada al igual que la de Paul tocando el bajo... Creo que los dos podrían plantarle cara a cualquier artista de rock".

  • Bob Dylan y el cannabis

No es ningún secreto que a The Beatles les gustaba fumar cannabis -porros, hablando mal y pronto- pero lo que quizás no sepas es quién y cómo les introdujo en el uso de esta sustancia. Fue, de hecho, Bob Dylan el que, en verano de 1964, les ofreció probar por primera vez un cigarrillo de marihuana.

Según cuenta la historia, Dylan estuvo hablando con el cuarteto de Liverpool que, inocentes por aquel entonces, tenían miedo de probar la sustancia. Cuando Bob le pasó el porro a John Lennon, este se lo dio instantáneamente a Ringo, al que se refirió como su "catador real". El batería, que por aquel entonces era un animal de fiesta, comenzó a fumar como si se tratase de un cigarrillo y el resto de la banda se acabó animando a probar. Se podría decir que Ringo, desde luego, acabó "influyendo" en el recorrido de la banda, aunque no de la manera que todo el mundo se imaginaba.

  • Ser alérgico a la pizza no le impidió anunciarla

Además de haber pasado una mala racha de salud cuando era pequeño, Ringo también descubrió que tenía alergia a las especias, a la cebolla y al ajo. Eso redujo drásticamente sus posibilidades alimenticias, reconociendo él mismo que nunca en su vida había probado una pizza. Sin embargo, en 1995, el músico no dudó en protagonizar un anuncio de Pizza Hut en el que, si te fijas, no le verás mordiendo el alimento en ningún momento, ni cuando se lo acerca a la boca.

El concepto del spot, aún con todo, es de lo más divertido. En él, se hace referencia a que el batería va a reunir a sus compañeros en referencia a The Beatles. Sin embargo, los que acaban apareciendo son otra mítica banda, The Monkees. ¡Ojalá más anuncios así!

  • El Beatle más leal

Se le habrá podido criticar por su habilidad a la batería, pero Ringo siempre ha sido uno de los mejores amigos para sus compañeros de The Beatles. El batería intentó convencer a Paul McCartney de que no dejase la banda, al mismo tiempo que tampoco dejó de ser amigo de John Lennon y Yoko Ono.

Cuando el autor de "Imagine" se separó de Cynthia Lennon, Starr le ofreció su apartamento de Londres tanto a él como a Yoko para que pudieran quedarse el tiempo que necesitasen. Tiempo después, cuando Lennon fue asesinado, Starr voló a Nueva York para estar con Ono durante el luto y asegurarse de que estuviera bien. La artista de Fluxus nunca olvidó este gesto y ambos siguen siendo buenos amigos a día de hoy.

¡No cabe duda de que Ringo es un gran tipo!

RockFM