Cinco temas de rock que todo el mundo subestimó, pero que deberías escuchar

Te traemos cinco canciones de rock que, aunque fueron subestimadas, deberías escuchar
Cinco temas de rock que todo el mundo subestimó, pero que deberías escuchar

Tiempo de lectura: 3’

El catálogo de algunos artistas de rock es realmente ingente. Tras décadas de carrera, quedan numerosos discos firmados, mejores o peores, una buen puñado de singles, muchos directos, algún EP y hasta, en algunas ocasiones, las demos de cuando la banda estaba comenzando. Sin embargo, es cierto que, si no te sumerges en profundidad en la discografía de una banda, a veces se corre el peligro de perderte muchas grandes joyas musicales que han sido subestimadas por fans y crítica ante el brillo cegador de los singles más celebrados de cada conjunto. Aquí tienes cinco canciones que, pese a haber sido eclipsadas, deberías escuchar.

  • Iron Maiden – "Rime of the Ancient Mariner"

Publicada en el 'Powerslave' de 1984, "Rime of the Ancient Mariner" fue la canción más larga de la historia de Iron Maiden hasta la publicación de "Empire of the Clouds" en 'The Book of Souls' (2015). No, no la vas a llegar a escuchar en directo (probablemente) ni tiene el ritmo frenético de "The Trooper" o "Run to the Hills", pero esta canción está construida con una tremenda inteligencia y, además, está basada en un poema escrito por Samuel Taylor Coleridge en 1798.

El tema te abrirá la puerta a todo un mundo de literatura mientras disfrutas de los Iron Maiden más progresivos, que te dejarán con la mandíbula desencajada. Totalmente recomendable.

  • The Darkness – "One Way Ticket"

El segundo disco de The Darkness fue uno de los más caros de producir de la historia del rock. Aunque habitualmente sea olvidado en post del 'Permission to Land' y su siempre emblemática "I Believe in a Thing Called Love", este redondo tiene algunas joyas que te recomendamos encarecidamente que escuches. Una de ellas es su single "One Way Ticket", que le da nombre al álbum y que es un tema hard rockero y brutal en todos los sentidos.

De este disco, además, también te recomendamos canciones como "Is It Just Me" (terriblemente infravalorada para la calidad que tiene), la bestial "Bald" o la festiva "Girlfriend". Sin duda, por mala fama que tenga, The Darkness se supo lucir con este redondo.

  • Foo Fighters – "Rope"

No se puede decir que se haya infravalorado como tal esta canción o el disco al que pertenece, pero este trabajo fue una verdadera obra maestra que, sin duda, merece ser escuchado con mucha atención. En 2011, Foo Fighters sacaron 'Wasting Light', el que podría ser uno de los mejores discos de toda su carrera, en el que el rock directo no choca con la experimentación o la sensación de frescura.

Aunque sonó mucho en sus directos, una de las mejores canciones del álbum -y a la que se prestó poca antención- es "Rope", una verdadera joya. Sin embargo, no podemos olvidarnos de temazos como "White Limo" (cameo de Lemmy incluído), "Walk" o la genial "Burning Bridges". Si aún no has escuchado este disco y, por algún casual, hoy tienes tiempo para hacerlo, no lo dudes y dale al play. ¡Tienen decenas de joyas a la altura de conocidas como "Everlong" y "The Pretender"!

  • Rosendo – "Vergüenza Torera"

Este single es una verdadera pasada. A lo largo de su carrera Rosendo ha editado verdaderas obras de arte y, si algo queda claro es que, cuando eres muy bueno, lo más difícil es superarte a ti mismo. Quizás es por eso que, incluso casi diez años después de su salida, todavía no ha dado tiempo a que se reconozca esta canción como parte del selecto club en el que están "Pan de Higo", "Flojos de Pantalón" o "Masculino Singular". Sin embargo, a buen seguro, se trata de uno de los aciertos más grandes del de Carabanchel en su etapa más "contemporánea".

  • Metallica – "The Day That Never Comes"

Sí, con Metallica resulta complicado hacer comparaciones, sobre todo teniendo en cuenta todos los cambios que la banda ha sufrido en su música a lo largo de los años. Sin embargo, cuando en 2008 la banda publicó 'Death Magnetic', la salida supuso un acto casi de redención tras estrellarse con 'St. Anger'. Por algún motivo, sin embargo, esta "resurrección" musical que los de San Francisco perpetraron junto a Rick Rubin no ha tenido tanto peso en la historia del rock como lo hicieron -aunque negativamente- su redondo de 2003 o el terrible 'Lulú' que la banda firmó con Lou Reed en 2011.

Este single, "The Day That Never Comes", es una verdadera joyita digna de ser escuchada y celebrada por cualquier fan de la banda de San Francisco. Por otro lado, otros temas como "Cyanide", "All Nightmare Long" o "That Was Just Your Life" han sido olvidados en favor de los clásicos del conjunto. Merece la pena volver a escucharse el disco y darse cuenta de cuánto mejoró Metallica de 2003 a 2008.

RockFM