El “clon” de Freddie Mercury (Queen) en forma de gato que hubiera enamorado al cantante

El legendario vocalista de Queen era un amante de los felinos, y este, le hubiera encantando
El “clon” de Freddie Mercury (Queen) en forma de gato que hubiera enamorado al cantante

Tiempo de lectura: 2’

Cuando se trata de animales y rock, aunque parezca que no tienen mucho que ver, siempre nos acabamos llevando sorpresas. La última ha sido muy especial, porque ha y un gato que se ha hecho viral por ser tremendamente similar a Freddie Mercury, legendario vocalista de Queen. Dicen que las mascotas se parecen a sus dueños y, aunque esta no era la de Freddie, sin duda podría haberle pertenecido. (vía Loudwire)

El gato, es, en realidad, una gatita y su nombre es Mostaccioli, que es de color blanco y negro y pertenece a la raza de los British Shorthair. Gran parte de su cara es negra, así como sus orejas. Tiene unos enormes ojos verdes y, lo más curioso, una mancha en forma de bigote encima de su boca.

No son pocos los que comparan a esta gatita con Mercury, pero también con otros artistas como Frank Zappa.

La pequeña Mostaccioli tiene una cuenta de Instagram que comparte con su hermana, Izanami, que es una Scottish Fold. La cuenta la gestiona su dueña, Natalie, que, aparentemente, trabaja en una clínica veterinaria. En agosto de 2020, una camada de gatitos se cruzó en su camino y Nataline no dudó en criar, ella misma, a la pequeña bigotuda de Mostaccioli.



A través de su página de Instagram, que ya tiene más de 10.000 seguidores, Natalie intenta recaudar fondos para la organización sin ánimo de lucro Cats of San Bernardino. Y el propósito no ha ido mal, porque gracias a Mostaccioli y Izanmi, que son cada vez más populares, se ha conseguido recaudar la friolera de 10.000 dólares en donaciones.



Freddie Mercury era un gran amante de los felinos. De hecho, a principios de los '70, Mary Austin, la que en aquel entonces era su pareja, le regaló dos gatos, Tom y Jerry, que se convirtieron en dos de los grandes amores del cantante. De hecho, incluso cuando estaba de gira, Mercury se aseguraba de que a los animales no les faltara de nada.

“Iba al hotel, llamábamos y él hablaba con sus gatos”, decía Peter Freestrone, el asistente personal de Mercury, en sus memorias. “Maty sostenía a Tom y a Jerry por turnos para que escucharan a Freddie hablar. Esto continuó a lo largo de los años con los siguientes ocupantes felinos de sus casas”.

Con el tiempo, la familia felina de Mercury se extendería aún más con la llegada de Oscar, Goliath Lily, Miko, Dorothy, Delilah y Romeo. De hecho, Freddie le llegó a dedicar su álbum 'Mr. Bad Guy' a sus compañeros.

La pareja posterior de Freddie, Jim Hutton, narraba así el amor del cantante por los gatos en un documental para la BBC2: “Los trataba como a sis propios hijos. Los cuidaba todo el rato y, si les pasaba algo mientras Freddie estaba fuera, que el cielo nos ayudase”.

“Durante el día, los gatos campaban a sus anchas por la casa y el jardín y, por la noche, uno de nosotros les buscábamos y les metíamos dentro”.

Desde luego, aquellos animalitos estaban de lo más mimados. Seguro que esta también hubiera enamorado a Mercury.

RockFM