Comenzó una banda con Slash y Duff McKagan, pero ellos le “engañaron” y le dejaron tirado

De las cenizas de aquel fallido proyecto nació Velvet Revolver 
ctv-gz1-josh-todd

Tiempo de lectura: 2’

Josh Todd es conocido por ser el vocalista de Buckcherry, pero, de haber tenido un poquito más de suerte, podría haber sido la cara más visible de la primera etapa de Slash después de salir de Guns N' Roses, pero la fortuna no le acompañó tras formar, en 2002, un grupo con Slash y Duff McKagan. Ahora, Todd cuenta su historia:

En aquel momento, en acabábamos de terminar con el tour “Time Bomb” y tres de los miembros de la banda se fueron, así que, en el local de ensayo, estábamos solamente Keith Nelson (guitarrista original de Buckcherry) y yo componiendo canciones. Fue por aquel entonces cuando Slash llamó a Keith y le preguntó si quería tocar un concierto benéfico en un local de Los Ángles. La idea era hacer un par de canciones de Buckcherry, un par de Guns N' Roses y, quizás, alguna de Aerosmith. Nosotros aceptamos. Estábamos Keith, Matt Sourm, Duff, Slash y yo. Así comenzó todo. Hicimos aquel show y todo el mundo comenzó a hablar de ello en Los Ángeles. Había un cierto revuelo sucediendo. Keith y yo volvimos al local de ensayo unos días después y le dije lo bien que me había sentido. Era como Buckcherry pero con músicos realmente buenos. Él se sentía igual. Era genial estar en una banda, porque nos habíamos sentido huérfanos en este sentido durante casi un mes o más. Slash pensaba lo mismo, así que le llamamos y le dijimos que si quería montar una banda. Él dijo que sí y así fue durante más o menos un mes. Estábamos en el local de ensayo componiendo e incluso llegamos a un punto en el que hablámos sobre mánagers y demás. Le estábamos buscando nombre y todo”, ha contado. 

¿Cómo acabó la cosa? Pues con Slash rompiendo con ellos de golpe. “De repente, Slash dijo que no quería hacerlo más. Cortó el cable sin nisquiera decir nada. Pensábamos que todo iba bien y eso realmente me deprimió. No me gustó aquello, no me gusta perder el tiempo ni ir detrás de nadie, ya sea Joe Blow o Slash. Me enfadó muchísimo, pero es lo que hay. Así que Keith y yo nos separamos. No fue hasta después de aquello cuando Velvet Revolver nació. Ellos tres habían seguido tocando y, al final, formaron Velvet Revolver. Habría sido genial haber continuado, pero nunca llegamos a aquel punto. Pero, ¿sabes qué? Ellos siguieron haciendo sus cosas y nosotros creamos el álbum '15' con Buckcherry llegando a la categoría de platino, así que es una situación beneficiosa para ambos. Cuando miro atrás es como si todo hubiera tenido que ser así, pero en el momento fue muy frustrante”, relata. 

RockFM