¿Cómo consiguió Kiss mantener la identidad de sus miembros en secreto durante tantos años?

Ace Frehley, ex-guitarrista de Kiss, explica cómo sus mánagers se esforzaban para mantener la identidad de sus miembros en secreto
¿Cómo consiguió Kiss mantener la identidad de sus miembros en secreto durante tantos años?

Tiempo de lectura: 2’

Durante una nueva aparición en The Disc Dive, el guitarrista original de Kiss, Ace Frehley, ha explicado cómo los mánagers de Kiss se esforzaron, durante años, para mantener la identidad de los miembros de la banda en secreto. Los neoyorquinos fueron pioneros a la hora de crear un fenómeno global haciendo música bajo personajes maquillados cuyos nombres reales no se conocían.

A día de hoy, con la llegada y el desarrollo de Internet, hacer algo similar es casi imposible. Algunos grupos, como los suecos Ghost, han intentado realizar proezas similares con relativo éxito. Sin embargo, la identidad de sus componentes ha acabado siendo desvelada a medida que el conjunto ha ido adquiriendo popularidad. En la etapa dorada de Kiss, sin embargo, actuar sin desvelar su identidad era difícil pero plausible, dado que las redes sociales aún no eran ni siquiera una idea que se pudiera llevar a cabo.

"En la época en la que sacamos nuestro primer disco estaba en un momento muy dulce de mi carrera", explica ahora Ace Frehley. "Aquella fue la primera vez que mi cara apareció en un disco. Antes había estado en un grupo llamado Molimo y llegamos a grabar medio disco para RCA, aunque decidieron no continuar con nuestro contrato y todo se fastidió".

"Kiss fue el primer grupo con el que saqué un disco. Recuerdo ir a una tienda llama Alexander's en Fordham Road, dentro del Bronx, para comprar el álbum. Lo miré y pensé: 'Wow, esto es real'. También me acuerdo de estar en el coche con un amigo y de escuchar, por primera vez, una de las canciones de Kiss en la radio. Fue un momento realmente especial, una etapa muy dulce".

Sin embargo, como te comentamos, con la fama también llegaron muchas dificultades. Frehley, en efecto, aparecía en la portada de un álbum, pero nadie podía saber que él era uno de los componentes de Kiss. Sin redes sociales, pero con muchos fotógrafos atentos a sus movimientos, los miembros de la banda de Nueva York se tuvieron que esforzar mucho para proteger su identidad.

"Durante años, intentamos permanecer anónimos. Uno de nuestros rasgos característicos era que llevábamos el maquillaje y nadie podía saber cómo eran nuestras caras sin él. No puedo recordar cuántas veces nuestro mánager, Bill Aucoin, me dijo que había tenido que sobornar a un fotógrafo que nos había pillado sin pintar para que se deshiciese de las fotos".

"Lo cierto es que muchas revistas acabaron con imágenes nuestras, pero no las sacaban porque vendían más copias, a la larga, con portadas en las que aparecíamos maquillados, no querían cargarse a la gallina de los huevos de oro".

"Al final, las revistas acabaron siguiéndonos el rollo y creo que la primera vez que acabaron sacando una foto nuestra sin maquillaje fue cuando sacamos 'Scream'".

RockFM