¿Cómo era en realidad Cliff Burton (Metallica)? “Leía cuentos a mi hija mientras el resto escuchaba música"

Jon Jonny Z Zazula recuerda a Cliff Burton, segundo bajista de Metallica
¿Cómo era en realidad Cliff Burton (Metallica)? “Leía cuentos a mi hija mientras el resto escuchaba música"

Tiempo de lectura: 2’

Jon “Jonny Z” Zazula, el hombre que “descubrió” a Metallica y les ofreció su primer contrato discográfico, ha recordado la figura del difunto Cliff Burton, quien fuera bajista de la banda en los tres primeros discos de los de San Francisco, 'Kill 'Em All', 'Ride the Lightining' y 'Master of Puppets'.

En esta entrevista con Talk is Jericho (vía Ultimate Guitar), Zazula ha recordado cómo era convivir con Burton y los rasgos más característicos de su personalidad:

“Mira, Cliff Burton siempre me hacía sonreír. Siempre hablo del hecho de que vi a Cliff justo antes de que se muriera, el día de antes”, comienza explicando Jon Zazula. “Estaba con Anthrax, que abrían para Metallica. Creo que estaban promocionando el 'Justice' o el 'Master' (ndr: Metallica se encontraba en Suecia promocionando 'Master of Puppets'). Tenían una estatua enorme, por eso me confundo siempre”.

“Lo cierto es que pasamos un montón de tiempo juntos, hasta salimos de fiesta alguna que otra vez. Recuerdo que él estaba comprando en una joyería en el Great Bullfrog, justo al lado del restaurante en el que yo estaba comiendo y, ahí, nos conocimos”.

“En el pasado, Cliff era mis conversaciones feliz, Cliff era mis conversaciones lógicas. Era el tipo que estaba de acuerdo conmigo y luego desaparecía”.

Cliff Burton, amante de los niños... y del cannabis

La charla prosiguió cuando Jon Zazula explicó el amor que Cliff Burton tenía por los niños y la afición que ambos compartían: fumar cannabis.

“A Cliff le encantaban los niños. Siempre cuento la historia -también en mi libro- de que, por la noche, mi casa era una casa de locos. Tenías a Venom, Anvil, Raven, Metallica, todos los compositores, todo el mundo. El lugar estaba lleno de gente escuchando a Gary Moore, marcando el ritmo en el suelo y escuchando música”.

Sin embargo, Cliff subía a la parte de arriba con Rikki, mi hija, y le leía un cuanto antes de dormir, asegurándose de que estuviera a gusto y de que todo fuera agradable. Después, bajaba. No mucha gente puede decir que a su hija le leía cuento para dormir Cliff Burton. Así era él”.

Y fumamos muchos porros juntos, muchísimos, ese era nuestro principal vínculo. Cada vez que teníamos uno, nos asegurábamos de que el otro pudiera fumar, era la ley”, confiesa Zazula.

“En cualquier caso, cuando Cliff Burton murió yo había volado a San Francisco para ver a Testament y estaban ensayando en un edificio que tenía unas 26 salas de ensayo juntas”, recuerda. “La noche en la que fui a escuchar a Testament, todo lo que podía escuchar detrás de cada puerta era a bajistas tocando 'Anesthesia (Pulling Teeth)'. No sé si era un tributo o que se preparaban para una audición, pero me dejó de piedra”.

“Y no tengo nada más que decir. Seguro que puedes decir muchas más cosas de él, pero eso es todo lo que yo tengo que contar”.

Cliff Burton entró a Metallica para sustituir a su bajista original, Ron McGovney, en 1983 y permaneció en el conjunto, con el que grabó sus tres primeros álbumes, hasta su fallecimiento tres años después, en un terrible accidente automovilístico en Suecia, durante la gira de presentación de 'Master of Puppets'.


RockFM