¿Cómo eran los otros cantantes que quisieron unirse a Pearl Jam antes de Eddie Vedder?

El guitarrista de Pearl Jam, Stone Gossard, ha hablado sobre la muerte de Andrew Wood y cómo siguieron adelante
¿Cómo eran los otros cantantes que quisieron unirse a Pearl Jam antes de Eddie Vedder?

Tiempo de lectura: 3’

El guitarrista de Pearl Jam, Stone Gossard, ha hablado de cómo eran los otros cantantes que querían unirse antes de Eddie Vedder. Por otra parte, ha compartido su opinión sobre los 'freaks' Motley Crue. "Sólo tenemos cuatro o cinco cintas de freaks", dijo Gossard.

Tal como nos cuenta Ultimate Guitar que durante una aparición en Let There Be Talk el guitarrista de Pearl Jam echó la vista atrás a los primeros días, reflexionando sobre Mother Love Bone, el final de la banda con la muerte de Andrew Wood, y cómo los chicos siguieron adelante como Pearl Jam.

Preguntado sobre quién solicitó unirse a la banda tras la muerte de Andy, Stone respondió: "Sólo conseguimos flipar con cuatro o cinco cintas. Eran todas cintas de dormitorio y ninguna de ellas era convincente. Así que no esperamos. Esa es la cuestión, eso es lo que pienso mucho: si estás montando bandas o estás tratando de hacer algo con otras personas, puedes pasar mucho tiempo buscando a las personas perfectas”.

"Pero, por lo general, esas personas están a una conexión de distancia. Si esperas demasiado tiempo por algo, no lo estás haciendo bien. Esa ha sido la lección en mi vida en cuanto a las personas que están cerca ahora mismo”.

El artista continuó: "Hay alguien ahora mismo que conoces o conoce a alguien con quien puedes saltar de un acantilado. Y recuerdo que escuchamos la voz de Eddie Vedder, un registro completamente diferente al normal. Y obviamente podía cantar".

"Jack Irons sólo dijo, 'Es un gran tipo, es un buen tipo. Le gustan los deportes, le gusta componer y está motivado”. “Eso es todo lo que hizo falta. En ese momento estábamos saltando por los acantilados a diestro y siniestro”

"Si tienes la suerte de haber estado en una banda y de que te hayan firmado, esas cosas pueden pasar, así que entonces piensas: 'Vale, bueno, quizá las cosas puedan volver a pasar'".

Gossard recuerda que pensó la primera vez que los vio. "¡Vaya, esto no es Love Bone en absoluto!". No tocasteis ningún Love Bone, no había ninguna señal de Love Bone”.

“Me tome un minuto. '¿Qué es esto?' Y entonces 'Release' fue realmente la canción que me atrapó”.

"Las baladas tienden a ser un sistema de entrega simple. Hay menos gente haciendo algo y así hay más espacio para que un cantante encuentre su sitio.

"Hemos estado demasiado ocupados en nuestro pasado, pero canciones como 'Bone China' y 'Release' son como de un solo riff, o quizás un riff y un pequeño cambio, y entonces el cantante puede realmente hacer lo suyo".

Tras esto, al guitarrista se le preguntó sobre cómo era hacer un tipo de sonido diferente en los primeros días, cuando la escena estaba dominada por gente como Motley Crue y Quiet Riot.

Gossard respondió: "El primer disco de Motley Crue era punk-rock para mí. Estaba en esa zona de Motorhead y Sex Pistols. Es pesado, y en ese momento, el pelo y el maquillaje. Era un poco más de género, se sentía un poco emocionante en este tipo de Bowie”.

"Eso fue como, 'Wow, puedes ser un freak'. Sí, estábamos absorbiendo eso, y bandas como The Cult que hizo ese disco con Rick Rubin, que era como una banda gótica romántica de los años 80. Luego hicieron este tipo de cambio y se sintió muy bien”.

El artista continuó: "Es como, 'Quiero cambiar, quiero probar, quiero mezclar cosas'. Eso era lo más excitante de los 80. Todas las apuestas estaban fuera, iba a ser dance o podía ser glam, o podía ser funk, o podía ser heavy metal. Y estábamos absorbiendo eso, pero es Andy Wood como artista el que dio a esa banda ese espíritu. Todavía estoy asombrado de la gravedad de su persona. Todavía estamos desempacando nuestra relación con Andy y su impacto en términos de su arte, sólo su alegría, y su amor por todos los diferentes tipos de música”.

"Freddie Mercury, Prince, todas estas estrellas extravagantes pero también el punk-rock. Fue una experiencia que me abrió los ojos: gente que amaba todo tipo de música, y nunca me he recuperado”.



RockFM