¿Cómo es hacer una audición para entrar en Metallica y no ser seleccionado?

Andreas Kisser, guitarrista de Sepultura, explica cómo estuvo a punto de ser sustituto de James Hetfield
¿Cómo es hacer una audición para entrar en Metallica y no ser seleccionado?

Tiempo de lectura: 3’

Durante una nueva aparición en Alive & Streaming, el guitarrista de Sepultura, Andreas Kisser, ha recordado cómo estuvo a punto de entrar a Metallica como miembro temporal para sustituir a James Hetfield a la guitarra tras su terrible accidente pirotécnico de 1992.

"Fue un privilegio, tío. Estaba con Phil Rind de Sacred Rich, y somos muy amigos de Jason Newsted. Ambos también nos llevamos muy bien, de hecho nuestras bandas giraron juntas durante el tour de 'Arise'. Además, a ambos nos encanta Metallica".

"Recuerdo que tanto Phil como yo fuimos los únicos que defendieron el 'Black Album' cuando salió. La gente más 'thrashy' empezó a decir que Metallica se había vendido, pero nosotros lo defendimos".

"Me encanta tocar versiones. Así aprendí a tocar la guitarra eléctrica, los acordes y demás. Metallica es una de las bandas de la que más me gusta tocar covers, sobre todo a la hora de practicar el uso de la mano derecha, de darle al thrash metal".

"Phil Rind sabía que yo podía tocar muchos temas de Metallica, pero tocar con ellos es otro nivel. Era una presión enorme. Es muy diferente, por supuesto".

"Vas a ensayar con tus amigos, llegas a la sala de ensayo y tocas 'Seek & Destroy'. Lo pasas bien. Entonces vas y ves a Lars y te dice que no vas a tocar esa, que la banda quiere interpretar 'The Shortest Straw'".

"Creo recordar que tocamos aquella canción, 'One', 'Nothing Else Matters' y 'Enter Sandman'. Tío, se me ponen los pelos de punta solo de acordarme de aquello. Y me hicieron sentir bienvenido. Jason Newsted fue el primero que me llamó. Tenían el equipo listo en un recinto grande, ahí estaban haciendo todas las audiciones, desde integrantes de bandas de versiones de Metallica hasta amigos y demás, era algo fantástico".

"Metallica es enorme porque también lo son en ese sentido, en su actitud. Buscaban tantear todos los tipos de posibilidades, incluso conmigo, un guitarrista de Brasil. Cogí un avión por mi cuenta con mi guitarra Charvel. Fui a Colorado. Había una limusina a mi nombre esperándome y fui directo al sitio donde estaban ensayando".

"El primero al que vi fue a Kirk Hammett: 'Hey, vienes de Brasil, ¿qué demonios te pasa, tío?', me dijo. Escuché a algunos de los que estaban tocando y después llegó mi turno. Entré y toqué intentando mantener la calma".

"Fue raro, porque me hicieron sentir en casa. Toqué 'Enter Sandman', creo que esa fue la primera. Salió perfecta. Incluso la gente del equipo se quedó impresionada, me dijeron que sonaba como si la banda al completo estuviera tocando".

"Aguanté hasta la final, que tenía lugar el día siguiente. Sólo quedábamos yo y John Marshall, lo cual sentí que era una gran victoria, incluso aunque al final no conseguí el trabajo", cuenta Kisser.

Cabe destacar que Mashall era roadie de Metallica y que, en otras ocasiones, ya había llegado a sustituir a Hetfield cuando el frontman no podía tocar la guitarra, lo cual le daba bastantes puntos para conseguir hacerse con el puesto.

"Las canciones del 'Black Album' eran todavía demasiado nuevas para mí. 'The Unforgiven' tenía un montón de pequeños detalles que aún no sabía cómo tocar. Sin embargo, John Mashall estaba listo, era americano y era amigo de la banda".

"En cualquier caso, llegaron a reunirse después de los ensayos. Estuve muy cerca, muy, muy cerca, de conseguir salir de gira con ellos y Guns N' Roses. Faith No More también estaba abiendo para ellos, la gira era increíble. De todas formas, fue una de las mejores experiencias de mi vida. Incluso ahora, a día de hoy, somos amigos. Es algo fantástico".

RockFM