¿Cómo mantiene Corey Taylor (Slipknot) el enfado en sus canciones tras años de carrera y millones de dólares?

El vocalista de Slipknot explica cómo lo hace para seguir enfadado cuando canta pese lo mucho que han cambiado sus circunstancias
¿Cómo mantiene Corey Taylor (Slipknot) el enfado en sus canciones tras años de carrera y millones de dólares?

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Full Metal Jackie (vía Ultimate Guitar), el frontman de Slipknot, Corey Taylor, se ha sincerado sobre cómo ha conseguido mantener el enfado en sus canciones años después haber alcanzado el estrellato internacional.

“Cuando llegas a cierta edad, te das cuenta de que el enfado sigue ahí, la pasión también, pero las cosas que te enfurecen son otras, lo que te toca ahora son factores diferentes”, explica el músico.

“Así que, para mí, ha sido muy guay evolucionar y 'madurar' -supongo que esa es la palabra que estoy buscando- junto a nuestra audiencia original. Ya son adultos, y ahora tienen que lidiar con problemas de verdad”, continúa Corey Taylor.

“El truco ha sido escribir de una forma en la que no parezca que estamos, claramente componiendo para ellos, pero, al mismo tiempo, también hacerlo de forma que atraiga a las generaciones más jóvenes sin parecer falsos ni forzar las cosas. En eso se resume todo”.

“Así que, para mí, la clave está en componer cosas con las que la gente de cualquier parte pueda identificarse, sin importar sus elecciones vitales, su color o el país del que vengan. Es complicado querer que todo el mundo lo acepte, sobre todo cuando hay tanta frustración acumulada en el mundo”.

“Así que creo lo nuestro ha sido evolucionar con el público, pero también hacer nuestra música accesible para una audiencia nueva y más joven que llegue y sepa que hay algo ahí, y para que lo haga de nuevo”, afrima Taylor. “Esos chavales van y dicen: 'Esta es mi banda, con ella quiero avanzar y luchar'. Y eso es genial. Tenemos mucha suerte de poder hacer esto”.

La "máquina" de Slipknot

Hace unos meses, Corey Taylor no parecía tan contento con la dirección que había tomado Slipknot y lo expresó en una entrevista para el podcast Let There Be Talk.

"Sí, hay mucho peso adherido a este proyecto y está claro que la gente de la banda ha tenido que cargar con el mío a lo largo de los años, yo tampoco soy un santo. No intento pintarlo todo como que yo fuera el tío todopoderoso agitando su palo, eso es una estupidez".

"Todos nosotros hemos pasado por muchas cosas. Es la vida, pero, al mismo tiempo, hay algo genial que sucede cuando estamos en la carretera. Siempre hay un momento en los conciertos en los que nos miramos y volvemos a sentir lo mismo. Siempre que hay una canción o un momento en la que hacemos lo mismo, todos nos acabamos juntando y haciendo algo guay en ese instante".

"A todos nos recuerdan la conexión y la hermandad que aún tenemos. No tiene que ser el jumbaya, pero, al mismo tiempo, hemos pasado por el mismísimo infierno durante 25 años y todavía seguimos aquí. Podemos quejarnos, incluído yo, pero, quiero decir, es genial mirar atrás y ver lo que hemos logrado".

"Todavía paso un montón de tiempo lejos de mis hijos, echo de menos las partes importantes de la vida familiar, no estoy ahí para bodas, cumpleaños, funerales... Es muy duro, tío, en cierto modo, es una versión cutre de la gente que está destinada en el ejército. No te hablo de los que combaten, me refiero a los que están en bases, incluso en territorio aliado. Es algo así".

"Ahora podemos ir a casa con más frecuencia, pero todavía hay grandes periodos de tiempo en los que estamos lejos de la gente a la que queremos y eso es un asco".

RockFM