¿Cómo sobrevivió Guns N' Roses a la "devastadora" ola del grunge?

Un nuevo documental teoriza sobre el motivo por el que Guns N' Roses supieron triunfar en plena explosión del grunge
¿Cómo sobrevivió Guns N' Roses a la "devastadora" ola del grunge?

Tiempo de lectura: 2’

No fueron pocas las bandas de hard rock y heavy metal que, con la llegada de grunge en los '90, se vieron desplazadas de la radio y la telelvisión. En un nuevo documental llamado 'Rock Is Dead?' se analiza toda esta situación y se habla, también, de por qué Guns N' Roses consiguió triunfar pese a la decadencia de muchos de sus compañeros, que no conseguían vender discos ni entradas.

Ha sido el guitarrista de Twisted Sister, Jay Jay French, el que ha intentado, en una charla con el director del film, responder a la pregunta con una curiosa y fundamentada opinión: "Mi teoría es que Guns N' Roses era una banda que no se tomó a broma. Salieron de Los Ángeles, pero creo que Axl Rose, lo primero de todo, tenía una gran voz. Creo que la gente les percibía como reales, no falsos. Me refiero a que, por ejemplo, ellos eran yonkis de verdad, no pretendían serlo. Ahí hay autenticidad. Todo tiene que ver con ese elemento, el grunge trataba sobre ser auténtico. La gente quería sentir que todo era real, y recibieron eso del grunge. Eliminó la frivolidad del hair metal que básicamente era: 'Hey tío. Vámonos de fiesta. Vamos a beber y a ligar'. Creo que la gente se hartó de eso".

En septiembre de 1991, la salida del single de "Smells Like Teen Spirit" de Nirvana trastocó todo el panorama musical pillando con la guardia baja a muchas grandes bandas de hair metal y acabando con su dominio e identidad. El glamour y las fiestas acabaron por desaparecer ante una nueva corriente, mucho más oscura pero también sincera.

Quien fuera cantante de Mötley Crüe, John Corabi, explicaba a Newsday en 2014, que el disco de la banda en el que cantó fue un batacazo a nivel comercial por la escena musical había cambiado y el hair metal había sido dejado de lado por el grunge.

"Todo el mundo estaba escuchando a Alice in Chains o Soundgarden. En aquel punto, estábamos pasados de moda", recordó. La gira tampoco fue mucho mejor: "Fue una pesadilla. No estábamos vendiendo entradas. Fue horrible".

Corabi dejaría la banda dos años después para dejar paso al retorno de Vince Neil, con el que Mötley Crüe grabaría 'Generation Swine', para muchos el peor disco de su carrera, que tampoco luciría a nivel comercial.

RockFM