Cómo una redada antidrogas cambió la vida de Bon Scott (AC/DC) para siempre

The Valentines no triunfó más por aquel incidente, pero el resultado final fue AC/DC
Cómo una redada antidrogas cambió la vida de Bon Scott (AC/DC) para siempre

Tiempo de lectura: 4’

El 9 de julio de 1946, nació la leyenda Bon Scott, un músico que dejaría su huella en el mundo del rock. Para conmemorar que el vocalista habría cumplido hoy 75 años, te traemos una historia suya bastante curiosa.

En 1969, verse envuelto en una redada de drogas era un riesgo frecuente para los músicos de rock. Excepto en Australia, donde el fenómeno aún no había llegado. Cuando lo hizo, desencadenó inadvertidamente una reacción en cadena que cambió la música heavy para siempre. Informa Ultimate Classic Guitar.

El primer asalto a una importante banda del país tuvo lugar el 20 de septiembre de ese año en el club de surf Jan Juc, cerca de Torquay (Australia). Los policías llevaban días vigilando el establecimiento, tras un supuesto aviso de una banda rival. Cuando entraron, encontraron al grupo estrella en ascenso The Valentines "en posesión de marihuana".

Uno de los dos cantantes principales de The Valentines era un tal Ronald Belford Scott – más conocido, por supuesto, como Bon Scott –. Él y sus compañeros provocaron un escándalo nacional (como solía pasar con estas cosas), y aunque la cobertura podría haber catalizado el cambio de rumbo que buscaban, resultó ser el principio de su fin.

Era el primer compromiso profesional de Scott como músico, y había disfrutado de un éxito local con su single de debut, "Every Day I Have to Cry". Le siguieron una serie de canciones escritas por los líderes de los Easybeats, Harry Vanda y George Young (este último el hermano mayor de los hermanos de AC/DC, Malcolm y Angus). Incluso grabaron un jingle para un anuncio de Coca-Cola. Aunque empezaron como un grupo de pop dulzón, los Valentine se fueron acercando a un sonido más psicodélico, y su último single, "Juliette", llegaría al top 30 nacional.





Aquí tienes el single que hizo The Valentines para Coca-Cola





Sin embargo, la redada antidroga aumentó las tensiones que ya habían empezado a manifestarse en el grupo. Advertido de que no debía empeorar las cosas hablando en contra de las autoridades, el rebelde natural Scott se lanzó a la lucha. "Deberían darse cuenta de que lo que hacemos es bueno para nosotros", declaró al periódico musical australiano Go Set. "Respetamos muchas cosas de su trabajo, pero no deberían perseguir a grupos enteros de personas solo por ser diferentes". En otro lugar afirmó: "El gobierno australiano se merece unas cuantas broncas. Serán los últimos en legalizar la homosexualidad, y con la marihuana pasará lo mismo”.

The Valentine llegaron a un acuerdo entre ellos para dejar de fumar hierba, pero el técnico John Darcy recordó más tarde: "Bon, Paddy [Beach, batería] y yo mismo lo ignoramos. Vince [Lovegrove, cantante] también se fue por su cuenta, creo. Wyn [Milson] y Ted [Ward] siguieron esta nueva regla al pie de la letra, y eso duró hasta unos meses antes de que se dieran cuenta de lo que estábamos haciendo”.

Probablemente tuvieron la suerte de no llevar más que hierba encima. Porque nunca habían tenido ningún problema en probar todo lo que se les presentaba, incluido un notable día de Navidad en el que tomaron mescalina.

"Ted pensaba que era un hipopótamo, se sentó en la piscina todo el día", recordó Lovegrove. "Bon y yo fuimos a una comida... en cuanto entramos en el comedor, donde los padres estaban para recibirnos, Bon se convirtió en un chino... con los brazos cruzados y los ojos entrecerrados con una sonrisa estúpida en la cara, y haciendo una reverencia y diciendo: 'Ah so, Ah so'. Toda esa gente no sabía lo que estaba pasando. En fin, al final sirven la comida, y supongo que debimos pensar que el pavo que nos pusieron estaba vivo o algo así, porque acabamos saliendo de allí, prácticamente corríamos por la carretera gritando. Empezamos a hacer autostop, y por supuesto nadie nos quiso llevar, así que terminamos caminando hasta que llegamos al motel, eran once kilómetros o algo así. Llegamos al motel y Ted estaba prácticamente convertido en una ciruela pasa, seguía en la piscina, ¡todavía se creía un hipopótamo!”.

La fecha del juicio de la banda se fijó primero para el mes siguiente del incidente, y luego se pospuso hasta febrero de 1970. En la audiencia, su abogado explicó al juez: "El grupo me ha dicho que bajo la influencia de la marihuana se vuelven más perceptivos a los sonidos musicales". Argumentó que "las estrellas del pop de pelo largo no eran automáticamente patanes y drogadictos, y que no habían animado a otros adolescentes a seguir su ejemplo". A cada uno se le impuso una multa de 150 dólares australianos y una fianza de buena conducta por sus infracciones.

La sentencia se produjo en un momento en el que la banda buscaba una nueva base de operaciones, lo que no hizo más que aumentar las tensiones; y tampoco conseguían encontrar un terreno común mientras intentaban cambiar todo su sonido. "Entonces éramos como almas perdidas", recuerda Darcy. "Después de haber tenido algo tan fuerte durante un tiempo".

Cuando se dictó la sentencia, The Valentine estaban más o menos acabados. Hacía poco que habían abandonado el tipo de vestimentas que llevaban los grupos de pop heterosexuales y, como dijo Scott, habían estado "probando cosas, tanteando una nueva dirección musical". A pesar del éxito del último single que compusieron juntos, "Juliette" - que podría haber sido mejor si no hubiera perdido difusión debido a una disputa entre la radio y los jefes de la discografía -, la apuesta por el cambio no había funcionado.





"Bon y yo hemos estado a menudo muy cerca de darnos un puñetazo", dijo Lovegrove a Go-Set. "Pero incluso con todos nosotros el grupo es lo más importante: siempre es lo primero, antes que las discusiones personales, antes que las chicas, antes que fumar, todo". Sin embargo, luego señaló: "Ninguno de nosotros era realmente feliz en el grupo, pero no decíamos nada porque no queríamos herir a los demás".

En junio, Scott escribió a su novia: "Los Valentine se separan el 1 de agosto. Hace tiempo que se está gestando y llegó a un punto crítico la semana pasada cuando nos enteramos de que Vince estaba esperando la confirmación de un par de trabajos. Ted, Wyn y yo decidimos que nos separaríamos de todos modos". Añadió que su intención era "grabar un LP y un single y seguir con un grupo de mierda y ganar mucho dinero".

El colapso de The Valentines, como sabemos ahora, fue una buena noticia para Scott, aunque tardó en parecerlo. Se unió a la banda de blues-rock The Fraternity, que se fue a Europa a buscar fortuna pero no la encontró. Al volver a casa, acabó en el hospital durante meses tras un accidente de moto. Trabajaba como técnico cuando tuvo la oportunidad de salir a la carretera con AC/DC, y en 1974 se unió a la banda y cambió el mundo.

RockFM