El compañero de negocios de Dave Ellefson (Megadeth) niega su conexión con sus vídeos sexuales filtrados

El ejecutivo Thom Hazaert afirma no tener nada que ver con lo sucedido al bajista
El compañero de negocios de Dave Ellefson (Megadeth) niega su conexión con sus vídeos sexuales filtrados

Tiempo de lectura: 3’

Tal y como informa Blabbermouth.net, Thom Hazaert, músico, periodista y ejecutivo musical al frente, junto a Dave Ellefson, de Combat Records desde 2017, ha negado tener nada que ver con lo que le ha sucedido al bajista de Megadeth en los últimos días.

Como puede que sepas, varios vídeos “íntimos” del músico, en los que se le veía haciendo videollamadas explícitas con una chica que no era su mujer, fueron filtrados en redes sociales el pasado fin de semana. Más tarde, Ellefson, que cerró, después al público su cuenta de Instagram, negó las acusación de que hubiera intentado aprovecharse de su posición para seducir a una fan que, presuntamente, podría ser menor de edad.

El pasado martes, Hazaert utilizó su cuenta de Insagram -que ha configurado como privada desde entonces- para compartir una foto de él con su dedo corazón extendido y junto al siguiente mensaje: “Esto va para todos los mierdas que no dejan de hablar intentando difundir el rumor de que yo tengo algo que ver con lo que le ha pasado a David”.

“David Ellefson es un puto hombre adulto así como absoluta y únicamente responsable de sus propios juicios y decisiones. Pero ya sabes... #Teveohijodeperra”, finalizó.

Después, otra persona comentó, bajo la foto que publicó Thom, que David debería ser aplaudido “por salir a dar la cara como un hombre de verdad debería” y “asumir la responsabilidad de sus actos”. Ante eso Hazaert respondió: “Totalmente, lo cual, para que quede constancia, le ayudé a hacer”.

El mensaje original de Ellefson

Anteriormente, en sus cuentas de Twitter e Instagram, el Dave Ellefson compartió el siguiente comunicado:

“Estimados fans y amigos:

Como puede que sepáis o no, se han filtrado en Internet varias conversaciones e interacciones privadas, publicadas con mala intención por una tercera persona que no estaba autorizada a tenerlas o compartirlas. Aunque esto me avergüenza, quiero afrontarlo de la forma más honesta posible.

Aunque no sea algo de lo que estoy orgulloso, esas interacciones adultas se sacaron de contexto y se manipularon para dañar mi reputación, mi carrera y a mi familia.

La otra persona involucrada ha hecho un comunicado que podéis ver más abajo. Le agradezco que lo haya hecho y espero que esto deje claro que la situación no es como la presentaban.

Vuestro servidor,

David Ellefson”.

Junto a las declaraciones de Ellefson, se encuentra una fotografía de las declaraciones de la otra persona involucrada en el intercambio, que dice lo siguiente: “Soy la chica de la que la gente está hablando en los posts sobre David Ellefson ahora mismo y solo quiero contar mi versión de la historia, porque la gente está compartiendo información falsa y la situación se nos está yendo de las manos sin que se diga la verdad”.

“Sí, esas videollamadas tuvieron lugar, pero yo fui quien las comenzó y en ninguna de ellas yo era menor de edad, siempre fui una adulta que dio su consentimiento. No pasó nada inapropiado después de aquello. Todo fue consensuado. No soy una víctima ni me han engañado en ningún sentido, puesto que yo lo inicié todo. Sí que fui tan inocente como para grabarle y compartirlo con una persona amiga mía sin su permiso. Al final, todo fue consensuado y online”:

“No sé cómo hemos llegado a esto, pero mucha información se ha publicado por parte de gente intentando hacerle daño. Quiero pedir a toda la gente que está compartiendo esos vídeos privados o información falsa sobre ellos que pare”.

Cabe destacar que tanto Ellefson como la otra persona involucrada en esta situación han cerrado al público sus perfiles de Instagram. Hasta entonces, la publicación a la que nos referimos unas líneas más arriba estaba recibiendo varias críticas en redes sociales.



RockFM