Así vivieron el primer concierto de rock en Inglaterra tras la llegada del coronavirus

El "Virgin Money Unity Arena" en Newcastle dio la bienvenida a 2.500 fanáticos de la música con la actuación de Sam Fender
Así son ahora los conciertos al aire libre de Inglaterra tras la llegada del coronavirus

Tiempo de lectura: 2’

Así luce la que ya es considerada como la primera sala de conciertos al aire libre de Reino Unido, que, como es lógico, cumple todas las normas de distancia social derivadas de los efectos provocados por el coronavirus. Y del que el "Virgin Money Unity Arena" de Newcastle ha sido sede del primer espectáculo. En el show de apertura se reuineron más de 2.500 fanáticos de la música en una actuación del rockero que poco a poco se está haciendo un hueco en el panorama musical de su país de origen, Sam Fender.

La creación del lugar se anunció en julio, y los promotores prometieron una opción de concierto segura en estos tiempos de COVID. La cual han podido cumplir y realizar sin ningún tipo de percance.

"La arena está diseñada para mantenerte seguro, con estacionamiento organizado y un sistema de colas socialmente distanciado en la arena donde se te dirigirá a tu área personal", escribió SSD Concerts en Facebook. La empresa matriz también dio a conocer una ilustración conceptual en ese momento, que muestra un escenario frente a un gran césped abierto, con numerosas plataformas elevadas que contienen espacio para que grupos pequeños vean el espectáculo.

ctv-cst-unity stage visual pr

EL PRIMER CONCIERTO EN LA ERA CORONAVIRUS

Nuevas imágenes publicadas en las redes sociales muestran que la ejecución en la vida real fue muy similar a la maqueta inicial. Un total de 500 plataformas se distribuyeron por el área de visualización, cada una de las cuales permitía un máximo de cinco personas.

También se tuvo en cuenta el ángulo de cada plataforma, con los más cercanos al escenario acostados, mientras que los más alejados se colocaron en ángulo. Este diseño permitió a los fanáticos tener líneas de visión claras hacia el escenario, independientemente de la plataforma que se les asignara.

Las precauciones de seguridad adicionales incluyeron estaciones de desinfección de manos ubicadas en toda el área y horarios de entrada escalonados para asegurar que los grupos no se reunieran antes de ingresar al lugar. Los asistentes también pudieron reservar bebidas a través del sitio web del lugar, eliminando la necesidad de hacer cola para las concesiones.

Según los comentarios publicados en las redes sociales, el evento fue un éxito rotundo.

Lo acontecido en Newcastle es el claro ejemplo de como con la colaboración de todos, es posible poder disfrutar del rock. Esperemos que el ejemplo que están dando en Inlgaterra se traslade a España, donde por el momebnto no se conocen noticias sobre este tipo de espectáculos multitudinarios al aire libre.

RockFM