El concierto de los tiburones de Kiss ha sido un tremendo fracaso

Ni un solo tiburón se acercó con la música de la banda
ctv-mhf-kiss-no-stanley

Tiempo de lectura: 1’

Lo del concierto de Kiss sin Paul Stanley, subidos a un barco y rodeados de tiburones sonaba tan histórico y espectacular como extraño, casi como uno de esos sueños extraños que tienes cuando te vas a la cama después de cenar demasiado. De hecho, Gene Simmons se refirió a él como: “probablemente el mayor concierto que haya hecho nunca”. Nosotros, después de lo que sucedió, afirmamos que probablemente no lo sea. 

Y es que el plan para el concierto no era el mejor y todo lo que podía salir mal salió mal. Lo que se suponía que tenía que suceder es que el conjunto completo de Kiss se subiría a un barco y, gracias a las frecuencias bajas de su música, los tiburones acudirían y los pasajeros podrían verlos gracias al fondo submarino de cristal del barco. ¿La realidad? Paul Stanley no apareció, con lo cual solo tres cuartos de Kiss aparecieron para subirse a un barco, tocar... y que no apareciera ningún tiburón. 

Ni un solo gran tiburón blanco, ni de ningún otro tipo, se molestó en aparecer en el único concierto de Kiss en un barco pequeño -no se cuentan los cruceros- sin Paul Stanley. Y así, Gene Simmons, Tommy Thayer y Eric Singer interpretaron cinco canciones, en un bote para una audiencia de unas ocho personas decepcionadas por no ver tiburones. Al menos la selección de canciones es buena, porque tocaron “Calling Dr. Love”, “Deuce”, “I Love it Loud”, “Black Diamond” y “Rock and Roll All Nite”. Esta es la tercera vez que Kiss toca sin Stanley, las anteriores fueron en 2007 y 2016.

RockFM