La confesión más bestial a Bruce Dickinson: “Serví helado de fresa con mi propia sangre”

El que fuera líder de Status Quo, Francis Rossi, se sincera sobre uno de sus momentos más macabros

Tiempo de lectura: 2’

En un nuevo capítulo de Psycho Schizo Espresso (vía Louder Sound), que presenta Bruce Dickinson, cantante de Iron Maiden, el que fuera líder de Status Quo, Francis Rossi, ha contado una de las historias más macabras de toda su vida. Aunque lo razonable sería pensar que sus anécdotas más locas vienen del momento en el que comenzó a dedicarse al rock and roll, lo cierto es que esta viene de antes, más concretamente de sus días como heladero.

Y es que Rossi le ha confesado a Dickinson que, durante una de sus jornadas laborales, le ofreció a un cliente un helado muy especial... ¡hecho con sus propia sangre! Todo esto sucedió cuando Francis aún trabajaba en el negocio de su familia.

La familia de Francis, de origen italiano, solía llevar la cadena de heladerías Rosssi's en Lodnres. Ahí trabajaba el entonces joven músico junto a su padre antes de convertirse en artista.

“Se suponía que iba a seguir trabajando en el negocio de los helados pero, en aquel momento, pensar en ello me horrorizaba. Ahora lo pienso y quizás no hubiera sido tan horrible”:

¿Y cómo acabó el helado empapado en su propia sangre? Era un helado normal... y acabó siendo “de fresa”. “Verás”, dice ahora el músico, “el helado se guarda en unas cámaras, está licuado y lo sirves en la parte superior”.

Es una cámara frigorífica y hay un aparato con cuchillas que da vueltas y hace el helado. Pues bien, fui a revisarlo, empujé el helado por la pieza del embudo y, por supuesto, la cuchilla comienza a moverse para comenzar con el proceso y me corté el dedo”.

“Y se puso de color rosa, el helado. No creo que, ni de coña, nos pudiéramos salir con la nuestra a día de hoy, pero, en aquel momento, ¡mi padre me hizo servirlo durante el resto del día! Me dijo: 'Solo diles que es de fresa o algo así'”.

Entonces, el colaborador de Dickinson, el doctor Kevin Dutton, dijo de broma: “Seguramente hay un montón de gente de una generación concreta pululando por el sur de Londres con cosas que no están bien dentro de ellos”. A esto, Dickinson responde: “¡ADN Rossi!”.

Dentro de la charla, Dickinson también mencionó “la guerra de los helados”, en referencia a varios incidentes violentos que tuvieron lugar en Londres durante los '80. Sobre esto Rossi comentó lo siguiente: “Eso sigue. Un par de veces mi padre apareció en casa después de recibir una paliza por algún motivo. A no ser que estuviera detrás de la esposa de otro. Él era un poco así... ¡italiano!”.



Desde luego, nosotros no vamos a volver a fiarnos de los helados de fresa en mucho, mucho tiempo.

RockFM