Estos son los ex-miembros de Foo Fighters y Iron Maiden excluidos de la nominación al Rock and Roll Hall of Fame

Pese a que ambas bandas están nominadas para entrar, no todos sus miembros han sido incluidos
Consulta los miembros de Foo Fighters y Iron Maiden excluidos de la nominación al Rock and Roll Hall of Fame

Tiempo de lectura: 3’

Iron Maiden y Foo Fighters, como te contamos ayer, han sido nominados para entrar al Rock and Roll Hall of Fame en una edición que promete ser tan variada como polémica. Sin embargo, hay varios miembros de estas bandas que, por un motivo u otro, no forman parte de esta nominación.

Gracias a Ultimate Classic Rock, que ha recopilado datos y entrevistas hablando sobre sus salidas, vamos a repasar qué miembros de estos históricos conjuntos no formarán parte del Rock and Roll Hall of Fame en caso de que los Maiden o los Foo Fighters resulten de entre los más votados.

El primero y más evidente que se queda fuera es Blaze Bayley, quien fue vocalista de Iron Maiden durante los cinco años de ausencia de Bruce Dickinson, poniendo su voz en los álbumes 'The X Factor' y 'Virtual XI', dos de los menos populares de la doncella de hierro. Cuando Dickinson regresó a la banda, Bayley se vio fuera de la misma. "Fue un shock dejar Iron Maiden. Lo curioso es que Bruce es un tipo encantador y siempre me ha apoyado a lo largo de mi carrera", declaró el vocalista en 2019.

Cuenta la historia que uno de los factores determinantes para la salida de Bayley, además del poco éxito de los dos álbumes que había grabado y del retorno de Dickinson, fueron los problemas de voz que el cantante arrastraba durante las giras largas, suponiendo un problema para una banda del calibre de los ingleses.

Otro que se queda fuera de la nominación de Iron Maiden es uno de sus miembros fundadores, el batería Doug Sampson. ¿El motivo? No reúne las condiciones para ser elegible, dado que salió de la banda antes de que grabaran su primer disco homónimo en 1980. ¡Mala suerte!

Por otro lado, dos miembros de Foo Fighters, que no duraron mucho tiempo en el conjunto, se han quedado fuera de la ceremonia. Solo los seis miembros actuales del conjunto entrarán en el Rock Hall of Fame en caso de que la banda logre los votos suficientes.

Cabe destacar, eso sí, que el primer disco, homónimo, de Foo Fighters, fue grabado, a solas, por Dave Grohl, que, más tarde, fue incorporando al resto de miembros del conjunto. El primero que se queda fuera, por tanto, es el batería William Goldsmith, que se unió al conjunto para salir de gira con el que fuera batería de Nirvana pero que, sin embargo, solo participó en unos pocos temas del siguiente disco de la formación, 'The Colour and the Shape', antes de abandonar en 1997.

Su salida, sin embargo, no estuvo exenta de polémica: "Dave me hizo grabar 96 tomas de una canción y, aparte, tuve que estar trabajando 13 horas seguidas para conseguir terminar otra", afirmó el músico en 1998. "Parecía que lo que hacía no era lo suficientemente bueno para él o para nadie más".

Tiempo después, su reemplazo, Taylor Hawkins, salió en defensa de Grohl: "El primer batería de los Foo Fighters sucumbió a la presión y todavía culpa a Dave por eso", explicó dos décadas después, en 2018. "Es como, no tío. Y que conste que Dave nunca le despidió. Solo para ser claros, nunca le echó de la banda".

El otro que se queda fuera es Franz Stahl, que se unió al conjunto en 1997 para reemplazar a Pat Smear, que no regresó hasta 2005. El guitarrista solo permaneció un par de años en la formación, participando en algunas canciones de las que la más destacable es "Walking After You". Stahl fue despedido de la banda antes de que se publicara su tercer álbum, 'There Is Nothing Left to Lose', a causa de diferencias creativas.

"Parecía que nosotros tres íbamos en una dirección y que Franz no", afirmó Grohl en su momento. Stahl se lo tomó mal pero, en el documental de 2011 'Back and Forth', citó su etapa en la banda como "los mejores años de su vida".

Puedes ver la lista completa de músicos y bandas nominados aquí.

RockFM