La convención motera en la que tocó Smash Mouth ya habría provocado 250.000 casos de COVID-19

Smash Mouth, Fozzy o Quiet Riot son algunas de las bandas que actuaron en el polémico evento
La convención motera en la que tocó Smash Mouth ya habría provocado 250.000 casos de COVID-19

Tiempo de lectura: 2’

"Ahora que estamos todos aquí, que somos humanos de nuevo, que le den a esa mierda del COVID". Esas fueron las polémicas palabras del cantante de Smash Mouth, Steve Harwell, durante la Sturgis Motorcycle Rally el mes pasado. Este evento, según informa Loudwire, ya ha sido conectado a 250.000 casos de coronavirus en todo Estados Unidos. Los conciertos de bandas como Trapt, Fozzy, Drowning Pool y Quiet Riot le han salido muy caros a casi un cuarto de millón de personas en todo Norteamérica.

Para que te hagas una idea, a fecha del 9 de septiembre, solo en España tenemos unos 535.000 casos positivios de la enfermedad. Solo por este evento, un numero de personas equivalente a poco menos de la mitad de los contagiados en España han contraído el virus.

Un nueva investigación del IZA Institute of Labor Economics, un think tank privado e independiente de Alemania que se ha publicado este mes afirma que, del medio millón de personas que se presentaron en el evento, celebrado entre el 7 y el 16 de agosto, se han producido hasta 250.000 casos de COVID-19.

"Este estudio es el primero en explorar el impacto de este evento en la distancia social y la expansión de la COVID-19", dice el resumen del mismo. "Primero, utilizando datos anónimos de teléfonos móviles de SafeGraph Inc. M hemos documentado que la asistencia de gente no-residentes y el tráfico a pie por restaurantes, bares, comercios, lugares de entretenimiento, hoteles y campings aumentó sustancialmente durante la celebración de los eventos. Los habitantes del lugar dejaron de quedarse en casa, según la medición de horas. Además, utilizando datos del CDC (Centers for Disease Control and Prevention) y un acercamiento sintético de control, hemos visto que, el 2 de septiembre, un mes después del evento, los casos de COVID-19 aumentaron hasta seis o siete de cada mil personas".

El estudio continúa diciendo que se estima que, después del evento, los condados de los que proveían los asistentes habían mostrado un aumento del 7 al 12,5% en lo respectivo a casos de coronavirus. Esto, además, habría sido especialmente grave en los lugares en los que se están tomando menos medidas preventivas contra la enfermedad. Dejando todos estos confusos datos a un lado y para hacernos una idea clara, el estudio indica que los costes de estos conciertos así como de las diferentes actividades que se produjeron durante esos días habrían ascendido a unos 12.000 millones de dólares para la sanidad pública americana. Como te hemos dicho, los autores estiman que, en lo que a casos se refiere, se podría conectar un cuarto de millón de los mismos a las actividades realizadas durante estos días.

Cabe destacar que, tras su concierto y la noticia de los rebrotes, Smash Mouth ha acabado recibiendo cartas de odio de fans y muchas críticas en redes sociales.

RockFM