Convierten la secuencia genética de la COVID-19 en música y la venderán como NFT: así suena

Y es que, si buscamos el lado positivo, a algunas personas se les ha ocurrido una solución para convertir la secuencia genética de COVID-19 en música
Convierten la secuencia genética de la COVID-19 en música y la venderán como NFT: así suena

Tiempo de lectura: 2’

El coronavirus nos ha cambiado la vida. La pandemia nos ha traido muerte y desolación a partes igual. Tiempos oscuros en los que un virus surgido de la nada nos obligó a estar en nuestras casas recluidos durante semanas… Sin embargo, entre la oscuridad, se pueden encontrar algunas luces. Y es que, si buscamos el lado positivo, a algunas personas se les ha ocurrido una solución para convertir la secuencia genética de COVID-19 en música. Viromusic ideó un método que llaman sonificación del ADN. Es un término que suena bonito para usar los patrones de bases nitrogenadas para crear música. Así lo explican ellos mismos:

"¡Viromusic es una nueva y emocionante colección de canciones de audio NFT creadas por el propio virus! Las canciones se crean utilizando la secuencia genética dentro del coronavirus. Usando una técnica llamada Sonificación de ADN, la melodía de las canciones se deriva completamente de la secuencia viral. Cada nota de la melodía es parte de las instrucciones paso a paso que usa el virus para hacer más copias de sí mismo", comienzan explicando.

"Primero, el código genético dentro del virus se lee usando un secuenciador de ADN. El ADN usa cuatro letras: A, T, C y G, unidas en una larga lista que se ve así: ATTAAAGGTTTATACCTTCCCAGGTAAC”, detallan.

“En el Coronavirus, esta lista tiene más de 30.000 letras. El código contiene instrucciones sobre cómo hacer más copias del virus. La mayoría de los seres vivos utilizan el mismo tipo de código. Está dividido en secciones de tres letras llamadas codones. Solo hay 21 codones diferentes, cada uno con su propia firma. Escribimos un software para asignar una nota musical a cada codón”, explican.

GCT = A

CGT = A #

AAT = B

ATT = C

“Luego, nuestro software busca en todo el código del virus para encontrar secciones que suenen musicales. De esta manera se extraen 10,000 melodías individuales, usando una combinación de ubicación de código y asignación de codón a nota. Las notas se convierten en música utilizando una estación de trabajo de audio digital y se convierten en la melodía de la canción”, relatan.

“Se agregan otros instrumentos como acompañamiento (por ejemplo, violonchelo, bajo, batería). Estos instrumentos adicionales son tocados por humanos. Es una forma divertida de hacer un buen uso del virus que ha estado causando todos los molestos retrasos en los conciertos”.

Aquí hay un video que explica cómo lo hacen realmente:





RockFM