Corey Taylor (Slipknot) defiende a Lars Ulrich (Metallica) por el escándalo de Napster: “Tenía la razón"

El vocalista de Slipknot defiende al batería de Metallica recordando los desagradables episodios vividos a principios de los 2000
Corey Taylor (Slipknot) defiende a Lars Ulrich (Metallica) por el escándalo de Napster: “Tenía la razón"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva aparición en el podcast Wild Ride! With Steve-O (vía Blabbermouth.net), el vocalista de Slipknot y Stone Sour, Corey Taylor, ha sido preguntado por cuál es su forma predilecta para que la gente consuma su música. Esto le ha llevado, en última instancia, a hablar sobre la batalla legal que tuvo Lars Ulrich, batería de Metallica, con Napster, plataforma en la que se compartía forma de forma ilegal.

“Obviamente, voy a decir que mi forma preferida es la de la vieja escuela: comprar el álbum, mirar la portada y leer las letras”, comienza diciendo el cantante.

“Es algo raro, es un poco duro, porque, a día de hoy, es realmente difícil saber qué jodidos servicios de streaming compensan de verdad a los artistas de los que se están nutriendo. Es más importante para mí que la gente escuche la música. En este punto, he hecho, más o menos, las paces con el hecho de que hay varias plataformas que nos están robando, y hasta que la ley se cambie -la ley que fue aprobada por Trump, lo cual no puedo creer- vamos a seguir cobrando la misma miseria. Se ha apelado para que se cambie la ley. No creo que funcione. Sin embargo, algún día se subirán las cantidades que se pagan y los artistas podrán volver a vivir de sus discos de nuevo”.

Corey continuó alabando a Lars Ulrich, batería de Metallica, cuya imagen y la de su banda se vieron muy empeoradas tras emprender una batalla legal contra Napster, servicio pionero para compartir datos que provocó que se pirateara su música y hasta que se filtraran temas que aún no tenían que ver la luz.

“Recuerdo que le critiqué un montón por aquello, pero tenía razón en muchísimos niveles, tío. Da miedo. Me pregunto cuánta gente puede mirar atrás y no tragarse sus palabras ante aquel episodio. Él lo sabía, sabía que nos dirigíamos hacia lo que nos ocurre hoy en día”.

Metallica demandó a Napster después de que se filtrara una demo de su canción “I Disappear” a través de la plataforma antes de que se publicase.

En mayo del año 2000, Ulrich descargó un camión, literalmente, lleno de documentos en la sede de Napster, con una lista en la que aparecían cientos -o incluso miles- de usuarios que habían usado la plataforma para compartir mp3 no autorizados de Metallica.

Abogados de Metallica crearon una lista de más de 60.000 páginas con las identidades de hasta 335.435 usuarios de Napster en un solo fin de semana para responder a la afirmación de la empresa de que cerraría todas las cuentas que compartiesen material de la banda sin permiso. Por suerte, no se incluyó ningún nombre real en la lista.

En los años siguientes, Metallica acabaría aceptando la música digital, entrando a formar parte de una plataforma de streaming, por primera vez, en diciembre de 2012.


RockFM