5 cosas que no sabías del “Paint It, Black” de The Rolling Stones

El clásico de los Stones tiene unos cuantos detalles para descubrir 
ctv-osh-paint-it-black

Tiempo de lectura: 2’

¿Cuántas veces has escuchado el “Paint It, Black” de The Rolling Stones? Se trata de uno de los temas más oscuros y conocidos de los de Mick Jagger y compañía, una verdadera joya tan conocida como respetada y admirada por todos aquellos que han sido seguidores de la formación inglesa a lo largo de los años. No han sido pocos los lugares en los que la canción ha aparecido: películas, publicidad... Y, además, es una de las favoritas de la banda para tocar en directo. Sin embargo, ¿conoces todos los secretos de la canción? Ahí van cinco cosas que probablemente no sepas del “Paint It, Black” de The Rolling Stones. 

1. Mick Jagger reconoce que la temática no es muy original

La canción narra el punto de vista de una persona con depresión. El protagonista quiere que todo esté pintado de negro para que corresponda con cómo se siente. Sin embargo, y aunque te parezca mentira, no hubo ningún motivo específico detrás de la letra. Cuando Mick Jagger fue preguntado sobre por qué escribió una canción sobre la muerte, se limitó a responder lo siguiente: “No lo sé. Sé ha hecho antes. No es una idea original de ninguna manera. Todo depende de cómo lo hagas”. 

2. El tema nació en un viaje a las Islas Fiji

Pues sí, en un viaje de tres días a Fiji, los Stones fueron capaces de sacarse un tema para el recuerdo. Según narra Keith Richards, durante este interludio, la banda se dio cuenta de que, en el lugar, hacían sitares a partir de frutas como melones o calabazas. Había que tener cuidado con ellos, puesto que se podían romper con facilidad. Sin embargo, los Stones se llevaron algunos a su estudio, donde consiguieron terminar de sacar el sonido de “Paint It, Black”. Aunque intentaron hacerlo con una guitarra, las cuerdas no se podían estirar lo suficiente para que la canción estuviera justo como la formación pretendía. 

3. La canción se escribe “Paint It, Black” y no “Paint It Black”

En el single original del tema, el título de la canción lleva una coma, es decir, que se escribe “Paint It, Black”. Por supuesto, no es lo mismo que los Stones dijeran “píntalo negro” que “píntalo, negro”. Algunos fans asumieron que esto era una especie de mensaje racista, pero lo más probable es que tan solo se tratase de una errata que, sin embargo, pasó el filtro y se quedó así. Esto, por cierto, era bastante común durante los años 60. 

4. En el mismo año en el que salió esta canción, una banda española también tuvo un éxito internacional pintado de “negro”

En 1966, Los Bravos también triunfaron con un tema para el recuerdo, llegando a entrar en las listas de vengas de Estados Unidos e Inglaterra en cuarto y segundo lugar respectivamente. ¿Cómo se llamaba el tema? ¿Te suena? Sí, no te equivocas, se trata del mítico “Black Is Black” que todos hemos escuchado alguna vez. 

5. El ritmo original de la canción no era el que se escucha en la canción

El ritmo de la canción era mucho más lento, como el de un tema de soul convencional. Sin embargo, Bill Wyman comenzó a hacer el tonto con el órgano durante una sesión de grabación, intentando imitar la música de las bodas judías. Eric Easton, el co-manager de la banda, y Charlie Watts se unieron e improvisaron un ritmo nuevo con la batería, intentando inspirarse en la música de Oriente Medio. Este nuevo ritmo fue el que conocemos hoy en día, haciendo la canción tan especial. 

RockFM