'Highway to Hell' de AC/DC: los secretos del disco que cambió la historia del rock

Desde su salida, los temas de este álbum se convirtieron en clásicos instantáneos. Pese a su veneración, hay muchos detalles de él que apenas se conocen
ctv-zqc-file-223e8ff5-9127-5723-7177-042bcd2c1da9

Tiempo de lectura: 4’

¿Quién no ha bailado alguna vez al ritmo de “Highway to Hell” de la legendaria banda australiana? Desde su salida hace ahora 40 años, los temas de este disco, en especial el homónimo, se convirtieron en clásicos instantáneos, adorados por millones y representantes como ningunos otros del lo que significa el rock. Sin embargo, pese a haber escuchado el disco una y otra vez, ¿conoces los secretos que éste entraña?

1. El disco supuso un cambio traumático para la banda

Para empezar, si algo hace especial este plástico es que fue el último en el que el conjunto contó con el legendario Bon Scott en sus filas, ya que murió ese mismo año por culpa de una dura intoxicación etílica. Nada sería igual después de su paso por la banda. Pero lo cierto es que pese a su dura pérdida, en 1980, sólo un año después de la salida de 'Highway', AC/DC regresó con otra se sus obras maestras, 'Back in Black', en memoria de Scott, que aupó aún más la carrera de la ya consagrada banda.

2. La “carretera al infierno” existía de verdad

Muchos se preguntarán de dónde viene realmente “Highway to Hell”. Aunque muchos han dicho que la idea le vino a Angus Young después de salir de gira por Estados Unidos, la realidad es otra. La “Carretera al Infierno” no es más que un mote de un camino que se sitúa en Australia y parte de cuyo recorrido hacía Bon Scott para llegar desde su casa hasta The Raffles, un pub de mala muerte pero de mucho éxito que el vocalista solía frecuentar en la década de los '70. Para colmo, cuando el tema habla de que no hay “señales de stop” ni “límites de velocidad”, se refiere a que, en parte de esa carretera, había una cuesta abajo muy pronunciada en la que uno podía acelerar por su propia cuenta y riesgo, lo cual conllevó una gran cantidad de muertes. De ahí que esta fuera un camino que sólo tenía un ticket de ida para muchos y que la carretera se ganase su infame apodo.

“Mis amigos estarán allí también”, canta Bon Scott. La referencia, sin duda, vuelve a ser a The Raffles, donde el bueno de Bon Scott se corría grandes juergas junto a sus amigos. Antes, para ello, debía tomar la carretera al infierno.

3. “Touch To Much” nunca ha sido interpretada por Brian Johnson

Otro de los mejores tracks del disco, curiosamente, jamás ha sido cantado por el vocalista más longevo de la banda. Si bien se ha atrevido con una gran gama de clásicos de antes de su entrada en la formación, la banda tocó el tema en directo por última vez un 14 de diciembre de 1979. Después, en su última aparición con AC/DC, Bon Scott hizo playback del tema en la televisión australiana el 7 de febrero de 1980, tan sólo 12 días antes de morir.

Sin embargo, la canción fue rescatada para el setlist de los australianos en 2016, etapa en la que Axl Rose tomó el micrófono para echarle un cable a la formación tras la baja de Brian Johnson por problemas auditivos. ¡El bueno de Axl es un pionero!

4. Uno de sus temas tiene un error ortográfico

No todo fueron éxitos dentro de 'Highway to Hell', puesto que canciones como “Girls Got Ryhthm”, que se publicó como single tanto en Inglaterra como en algunos lugares de Europa, no llegaron a las listas de las más vendidas. El disco estuvo producido por Mutt Lange, un desconocido en aquella época, pero cuyo impecable trabajo le reportaría grandes éxitos, no sólo por este trabajo, sino también en 'Back in Black'. Sin embargo, en este tema no consiguió dar con la tecla comercial del momento, al contrario de lo que pasó con otros singles del plástico.

Sin embargo, lo más curioso es que al no haber un apóstrofe en la palabra “Girls”, eso supondría que Bon Scott estaba cantando sobre varias chicas aunque en la letra sólo se refiere a una. Es muy probable que esto se tratara de una falta ortográfica que nadie se atrevió o quiso corregir. ¡Suponemos que el punto fuerte de Bon Scott no era la ortografía!

5. Uno de sus tracks causó muchísima polémica diez años después de su salida

El asesino californiano Richard Ramírez fue condenado por 13 asesinatos en 1989. Este individuo se colaba en las casas de su víctimas por la noche y mataba a sus ocupantes. Lo llamativo es que el hombre estaba obsesionado con 'Highway to Hell', en el que se encontraba la canción “Night Prowler”, que, en efecto, hablaba sobre colarse en una casa por la noche. Pese a no tener pruebas sobre la conexión entre los asesinatos y la canción, se trata de escenas muy parecidas.

El conjunto australiano se horrorizó cuando se enteró de esto y, para salir al paso de las múltiples acusaciones de los medios, dijeron que el tema hablaba sobre colarte en la casa de tu pareja por la noche. Sin embargo, el verso que reza “you don't feel the steel 'til is hanging on your back”, es decir, “no sientes el hierro hasta que cuelga en tu espalda”, hace de las explicaciones de los AC/DC una excusa para salir del paso ante los terribles actos de un loco obsesionado con su música. Eso sí, cuando el asesino fue detenido la banda estaba a punto de salir de gira y este evento no les afectó en nada a nivel comercial.

¡Estamos seguros de que hay muchas cosas sobre este disco que también tienes que contarnos! ¿Cuál es tu anécdota favorita de él? ¿Qué ha significado 'Highway to Hell' para ti? Puedes hacerlo en nuestro Facebook, en Twitter o en la cuenta oficial de Instagram de RockFM

Artistas relacionados

RockFM