5 cosas que (tal vez) no sabías de David Bowie

Desde una araña a su nombre al misterio que rodeaba a sus ojos. Recordamos algunas curiosidades del "Duque Blanco"
ctv-fby-bowie-5-cosas
RockFM

Locutor RockFM

Tiempo de lectura: 2’

Nos dejó un 10 de enero de 2016, pero su música será por siempre su legado. Y hoy compartimos cinco cosas que, probablemente, no sabías de David Bowie. Aquel artista que nos animaba a ser héroes por un día. Pero no de esos de mallas y capa; sino, héroes que fueran lo suficientemente valientes como para vivir sin miedo… Solo por un día.

1) Le costó dar con su nombre artístico. Parece que su mejor talento no era el de elegir un nombre con el que pasar a la historia: “En los 60 tomé el nombre de Davey Jones,  y tuve que cambiármelo porque salió un grupo llamado The Monkees (Davey Jones era miembro del grupo) que se estaban volviendo muy populares cuando yo comenzaba mi carrera. Así que, muy sabiamente, cambié mi nombre a Tom Jones. Y así lo mantuve durante un par de semanas, hasta que Tom Jones publicó “It’s not inusual” y tuve que cambiarlo nuevamente. Pasé por David Cassidy (actor de Hollywood), y otros nombre, hasta que di con el mío”. 

2) Hay una araña nombrada por su personaje Ziggy Stardust. Concretamente se trata de la Heteropoda davidbowie. Una araña de pelo naranja y piernas largas y delgadas. El descubridor de este arácnido fue el alemán Peter Jäger, y podría haber llamado a la araña con su propio nombre, pero prefirió el de Bowie. De todos modos, este hombre parece que ha descubierto más de 200 especies de arañas, y uno de sus pasatiempos es bautizarlas con nombres de cantantes.

3) Odiaba el té. Sí, por muy inglés que fuera, David Bowie odiaba tomar té. Con cinco años, sus padres le llevaron a dar una vuelta en barca por el río Támesis. Fue allí donde bebió de un té que debía ser el más amargo de la historia, porque fue tal el asco que sintió Bowie, que nunca más… Aunque al té japonés le dio alguna que otra oportunidad.

4) Sus ojos eran del mismo color. Lo que ocurre es que uno de ellos tenía siempre la pupila dilatada, y según incidiera la luz sobre ellos podía dar la sensación de que eran de diferente color. Bowie sufría de anisocoira (asimetría en las pupilas), fruto de un golpe que recibió siendo adolescente, propinado por su amigo George Underwood. La heterocromía sería el caso en que los iris de una persona fueran de diferentes colores, en el caso de Bowie eran del mismo.

5) La BBC empleó su canción “Space Oddity” para cubrir la llegada del ser humano a la luna en 1969. Hasta entonces, David Bowie no era un artista popular, pero desde ese momento su carrera empezó a tomar gran notoriedad. De hecho, “Space Oddity” fue su primer gran éxito en Reino Unido.

RockFM