La COVID-19 habría dejado a Marianne Faithful sin la capacidad de cantar: "El daño es demasiado"

La estrella sigue suftiendo las consecuencias de haberse contagiado
La COVID-19 habría dejado a Marianne Faithfull sin la capacidad de cantar: "El daño es demasiado"

Tiempo de lectura: 2’

La Covid-19 ha pasado a formar parte de nuestras vidas, más de lo que nos gustaría. Una vez que lo pasas puedes tener algunos efectos secundarios como cansancio o perder el olfato. Para muchos esto es lo más grave pero para un artista el mayor temor es perder su talento: la voz.

Nme es el medio que ha informado sobre uno de estos casos, concretamente el de la cantante londinense Marianne Faithfull. Hacemos un repaso de su historia. La fama de Faithfull comenzó durante los años '60, en la época de la British Invasion. La cantante publicó varios singles de éxito, incluyendo la anteriormente mencionada versión del "As Tears Go By" de los Stones. La cantante también puede ser conocida por los ajenos a su música por su colaboración en "The Memory Remains", parte del 'Re-Load' de 1997. La artista lleva varios años pasando problemas de salud, incluyendo una ruptura de los huesos de su espalda en 2013, así como de su cadera en 2014. En los últimos meses, se había hablado sobre la posibilidad de grabar una película sobre su vida a lo largo de este año, en la que Lucy Boynton, conocida por su participación en 'Bohemian Rhapsody' encarnaría a la cantante en el papel protagonista.

La estrella fue hospitalizada a los 73 años tras desarrollar los síntomas propios de este virus. Tras 22 días de tratamiento y cuidados fue dada de alta en el hospital y pudo regresar a su casa. No obstante, lo que ella pensaba que estaba superado, no lo es del todo. En recientes declaraciones Faithfull ha dicho que su batalla casi fatal con el coronavirus puede haberle “robado la capacidad de cantar”.

Ella no tuvo miedo a hablar de su experiencia con el coronavirus y sus palabras para el medio The Guardian fueron estas: "Todo lo que sé es que estaba en un lugar muy oscuro, presumiblemente, fue la muerte". Tras esto contó que una vez que se recuperó leyó sus notas médicas y encontró la frase "sólo cuidados paliativos". Un alivio para ella. Sin embargo en una nueva entrevista en LA Times admitió que todavía siente los efectos del virus más de un año desde su hospitalización inicial.

“El daño ha sido muy grave. Son mis pulmones, mi memoria y mi fatiga. No puede ser peor. No sé si podré volver a cantar alguna vez. Tengo práctica de canto una vez a la semana y estoy haciendo lo mejor que puedo, pero es muy difícil. Me encanta hacer giras, y me rompe el corazón que posiblemente no pueda volver a hacerlo. Pero creo que hay formas de evitarlo, como filmar. Un día podría hacer cinco espectáculos: Londres, París, Berlín y otros dos. Pero no podré viajar. Estoy en Europa y aquí me quedaré. Esto está bien. Realmente soy europea".

La artista lanza mañana Faithfull lanza su nuevo álbum que lleva por nombre 'She Walks In Beauty' y tiene como acompañantes a Warren Ellis de Nick Cave & The Bad Seeds.



RockFM