La crisis creativa de Brian Johnson a la hora de escribir los temas de 'Back in Black'

El cantante de AC/DC ha explicado sus sensaciones en aquel momento
ctv-d4l-acdc-pelicula

Tiempo de lectura: 2’

Dentro de algo más de un mes, el programa televisivo estadounidense “The Big Interview” tendrá como invitado especial a Brian Johnson, el frontman de AC/DC. Aunque esta entrevista se emitirá el próximo 1 de octubre, ya tenemos un adelanto en el que el músico nos habla de la crisis creativa que sufrió al grabar su primer disco con la banda. 

El músico recuerda haberse bloqueado con las letras de 'Back in Black' durante su proceso de composición en las Bahamas. Sin tener ideas para las letras, Johnson decidió sentarse con el productor Mutt Lange a desayunar para ver si él podría echarle un cable o ayudarle a inspirarse. ¿Cómo podría imaginar Johnson entonces que justo en aquel momento iba a estallar una contundente tormenta tropical? Aquel fenómeno meteorológico, permitió que al cantante se le encendiera la bombilla para crear uno de los temas más celebrados de AC/DC, “Hells Bells”

“Mutt dijo, '¡oh, es un trueno!' y yo comencé a decir: 'Rolling thunder, pouring rain, coming like a hurricane. There's white lightning flashin'. Literalmente, estaba dando las noticias del tiempo”, cuenta Brian. Esta aparentemente absurda idea se convertiría en una de las canciones más valoradas de la banda. “Cuando pasan cosas tan geniales de manera tan rápida nunca de das cuenta, ¿no crees? Es genial. Hace que parezca fácil pero, cunado intentas hacerlo otra vez, ¡nunca funciona!”, concluye Johnson. 

'Back In Black' cumplió, hace poco, 39 años. Si 'Highway to Hell' es el disco que consagró a la banda como iconos del rock, este, el séptimo y siguiente, confirmaría lo que todos ya sabían, que los australianos ya eran leyendas vivas en aquel momento.

Lo curioso de este disco es que surgió de una desgracia, la muerte de Bon Scott, y supuso el debut en estudio de Brian Johnson con el conjunto, tan sólo unas pocas semanas después del fallecimiento del anterior vocalista. Este trabajo fue, a todas luces, un homenaje a Scott y, aunque esto no quedara escrito o grabado en ninguna parte, lo cierto es que tanto la banda como sus fans captaron ese mensaje.

Curiosamente, la campana del inicio de “Hells Bells” no iba a aparecer. Fue Malcom Young el que se dio cuenta de lo bien que funcionaba aquel sonido para abrir el trabajo. Tras varios intentos de grabar una campana, la banda no tuvo más remedio que encargar que les fabricaran una, de tonelada y media de peso, que se acabaría convirtiendo en la misma que aparece en los directos de la banda.

La llegada de la nueva voz de AC/DC, por cierto, no fue una casualidad. La familia de Bon Scott fue la que insistió, poco después de su funeral, en que el grupo permaneciera unido y no dejara de tocar. Aunque la audición fue abierta, desde que los hermanos Young escucharon a Johnson, supieron que él tenía que ser el nuevo cantante. La audición lo terminó de confirmar, el grupo encajó a la perfección y, tras interpretar el tema “Nutbush City Limits”, la decisión fue tomada, aunque no le fuera comunicada a Brian hasta unos meses después, cuando le llamaron para grabar el legendario disco del que hablamos hoy.

RockFM