Crónica de Scorpions en Rock in Rio Lisboa: como un huracán

Los alemanes demuestran ser incombustibles con su gran actuación en Rock in Rio
  • Andre Saudade

Tiempo de lectura: 3’

Como una ola, tu amor llegó a mi vida”, cantaba Rocío Jurado. Pues “como un huracán, Scorpions llegaron a Rock in Rio. Los alemanes supieron, cuando anunciaron aquella polémica gira de despedida hace ya tiempo, que estaban cometiendo un error. Desde entonces, hemos vivido de todo; no se puede decir que no haya habido cambios, pero ellos han permanecido. Esta gente morirá sobre un escenario y lo hará dando buenos espectáculos.

En Rock in Rio, los de Klaus Meine dejaron claro con qué van a venir a España y, te lo aseguramos, no es poco. De hecho, el grupo comenzó fuerte con "Coming Home", corte del 'Love at First Sting' (1984), disco que volveremos a mencionar más adelante. Luego, nos mostraron un tema "nuevo", el "Gas in the Tank" de 'Rock Believer' (2022). Y de eso va la cosa, de tener gasolina.

Meine, cierto es, necesita sus largos descansos en ciertas partes del show -que están bien cubiertas- pero, a cambio, aguanta bastante bien el peso de las canciones. A sus 76 años, puede afrontar casi dos horas de concierto y cantar con mucha fluidez y precisión, lo cual es de agradecer. Él no es un vocalista de aspavientos ni de grandes movimientos, más bien lo contrario, pero a él le funciona.

Si a esto le sumas una producción soberbia y una banda que no ha perdido ni un ápice de su potencia original, tendrás un concierto que no te decepcionará ni un solo segundo.

El espíritu de Lemmy

Si alguien le pega duro en Scorpions, ese es Mikkey Dee. El batería parece portar parte del espíritu de su querido Lemmy y es imposible no pensar un poco en Motörhead cuando toca. Hace ya años, los alemanes hacían una versión de "Overkill", pero ahora, en su solo, Dee suena tan poderoso como cuando estaba en su anterior banda y, sin duda, nos trae reminiscencias de la misma. Es muy grande y hay que reconocerlo.

Todo cambia... hasta el viento

Una cosa que llama bastante la atención, aunque no por eso deja de ser un acierto, es que Scorpions han cambiado la letra de "Wind of Change" desde hace ya un tiempo. La guerra en Ucrania provocó que la banda alemana decidiera, en 2022, modificar el tema para adaptarlo a los tiempos contemporáneos. Ha llovido mucho desde la salida del 'Crazy World' (1990), pero, irónicamente, el mundo parece estar más "crazy" que nunca. A este paso, a Klaus le va a tocar reescribir la letra de nuevo.

Eso sí, el estribillo lo canta todo el mundo. Nunca deja de impresionar escuchar a 85.000 personas coreando la letra de una canción. No cabe duda de que la música es una de las mejores herramientas para unir a las personas, sobre todo en tiempos como los que vivimos.

Una vez terminado este himno, Scorpions se vuelven a poner gamberros y nos regalan el genial "Tease Me, Please Me". Esta canción, del mismo disco por cierto, es el equivalente musical al emoji del diablo sonriendo y un cambio de tercio perfecto a esas alturas del repertorio.

Si te gusta el 'Love at First Sting', esta es tu gira

Sonaría "The Same Thrill" antes del solo de batería de Dee y el "Blackout" ('Blackout', 1982). Después, "Big City Nights" y "Still Loving You", junto al remate de "Rock You Like a Hurricane". Con esta última se podían sumar ocho canciones de 'Love at First Sting' de 1984.

Si te gusta el disco, esta es tu gira, porque los alemanes tocaron, haciendo recuento, "Bad Boys Running Wild", "Big City Nights", "Coming Home", "Crossfire", "I'm Leaving You", "Rock You Like a Hurricane", "Still Loving You" y "The Same Thrill". Sólo faltó "As Soon As The Good Times Roll" para completarlo.

Y así, como huracanes, con su gran canción por bandera, Scorpions cerraban una increíble velada. Quien ha escrito estas líneas cuenta los días para que llegue julio, porque piensa repetir en Madrid.

RockFM