Cuando Pink Floyd casi "hunde" Venecia: "El desembarco de los bárbaros"

La banda dio un concierto gratuito en 1989 en la Piazza San Marco para cerrar su gira mundial
  • @IveserVenezia
Twitter

Tiempo de lectura: 2’

Desde el momento en que se dijo que Roger Waters, David Gilmour y compañía iban a tocar en Venecia el estupor que se dio en Italia fue enorme. Y es que mucha gente se desplazó desde diferentes partes del país, llegando el aforo hasta las 200.000 personas. Dos años antes sacaron el 'A Momentary Lapse of Reason' y decidieron finalizar este tour con este concierto que pasaría a la historio. Pero hoy no venimos a hablar del propio show, sino de las consecuencias que tuvo.

Todo lo relevante a la música en sí fue espectacular ya que fue un concierto... ¡Flotante! La escena era espectacular, pero luego pasó a terrorífica cuando terminaron de tocar y la gente se fue a sus casas, dejando todo como si hubiera pasado un vendaval por la ciudad italiana. Los titulares del día siguiente tenían frases como: "Venecia profanada por el rock" o "desembarco de los bárbaros".

La ciudad ya se encontraba cerca del colapso por el continuo turismo que tenía, pero si le sumas un concierto de este calibre en julio, hizo que solo las pérdidas de económicas en limpieza se colocaran en torno a los 20.000 euros. Las autoridades dijeron que había en torno a 300 toneladas de basura.

El antiguo comisario de turismo de la ciudad, Augusto Salvadori, declaró al New York Times: "Los centros históricos no deben utilizarse para espectáculos incompatibles con su naturaleza histórica. Si quieren rock, que lo hagan en un estadio de fútbol, pero no en la plaza de San Marcos". El único daño importante en la plaza tuvo que ver con un mármol que se había desprendido de un grupo de estatuas conocido como "El Juicio de Salomón". No se pudo determinar si esto fue consecuencia de los hinchas o del volumen de la música.

Otra de las consecuencias fue que el alcalde de la ciudad, Antonio Casellati tuvo que hacer una defensa frente a un tribunal por todo lo sucedido. Sus intentos de dar vueltas fueron ahogados con gritos: "Dimite, dimite, has convertido Venecia en un retrete". Los venecianos cumplieron su deseo. Antes de que terminara la semana, todo el consejo municipal había dimitido.

RockFM