La cuarentena: una nueva oportunidad

Diego Cardeña, presentador de RockFM y músico, estrena su columna de opinión en RockFM.fm
ctv-giy-carabok

Tiempo de lectura: 3’

Esto va dedicado a ti. Sí, para ti. Tú, que ya has visto todos los vídeos virales del momento (y los has compartido). Que ya te has apuntado a clases por streaming de fitness, yoga y papiroflexia, mientras lo contabas al mundo en las redes sociales. Sin duda, has cantado “Resistiré” a pleno pulmón por la ventana o has intentado crear tu propia acción en redes sin éxito, o creerte Dj en tu bloque de vecinos. Tú que ya has demostrado que no sabes dedicarte ni un momento a ti mismo/a…, estás de enhorabuena.

Y es que en una era en la que el consumismo se ha disparado como nunca y sin sentido, esta cuarentena ha puesto de manifiesto la necesidad que tenemos de:

1) sentir la aprobación de terceros que ni conocemos.
2) apuntarte a modas o acciones que, en el fondo, te parecen absurdas. Pero que realizas por el sencillo motivo de “no quiero ser el sieso del grupo”.
3) no dejar de consumir contenido en cualquier plataforma o medio.
4) reflejar una ficticia superioridad económica o moral ante un grupo social o red de contactos con comentarios, fotos, etc.

Así que una vez asumido que ni eres modelo, ni politólogo/a, ni reportero de National Geographic y que sigues, como un barbo la corriente, las modas. En vez de recomendarte que vuelvas a leer ciertos libros, volver a ver por enésima vez tus películas favoritas, devorar el cada vez más horrible catálogo de plataformas de consumo por streaming o intentar imitar absurdas hazañas en las redes sociales, creo que es el momento de que prediques con el ejemplo. 

Sí, tú. Que siempre hablas del poco apoyo que hay a las nuevas bandas y te abanderas como el adalid de los futuros A&R de los sellos discográficos. Tú, que convencido estoy de tu constante seguimiento del underground nacional, comprando discos, disfrutando de conciertos, etc. A ti, no te recomiendo estas bandas y que escuches por entero sus discos, porque seguro…, que ya lo has hecho:


Aphonnic

Los de Vigo no son nuevos en la materia, pero ha sido con sus últimos tres discos cuando se han descubierto como una de las bandas nacionales más interesantes y punteras. Merecedores de todos los halagos a su esfuerzo y tesón, en ellos descubrimos una mezcla de rock, metal y rabia, que termina germinando con elegancia dentro de un sonido y letras únicas en la tantas veces llamada “escena nacional”.
 


Veintiuno

En estos días grises, donde la alegría va por barrios y las paredes del salón se caen encima, necesitamos música luminosa. Y para ello, mi tocayo toledano es una auténtica gozada. Rock con referencias de Soul, R&B y electrónica, que desde 2015 se abren camino en todo el país, apareciendo en los mejores festivales y sobre todo, dibujándonos una sonrisa.
 


Mirloblanco

Todos los que amáis el rock de los años setenta, encontraréis en ellos a unos geniales deudores, con referencias a Black Sabbath y la psicodelia de los últimos años sesenta. Rock duro, pero elegante, con amplitud de miras y que te alcanza de inmediato a los sentidos. Si sus canciones te han tocado, no dudes de verles en directo y comprobar la energía que transmiten.


Oslo Ovnies

En la línea de unos Bring Me The Horizon de ‘Sempiternal’, llegan desde Haro, La Rioja, una de las futuras sensaciones del post-hardcore y metal nacional. Con las ideas muy claras y la actitud de quien sabe lo que tiene entre las manos. Imposibles de encasillar en un género concreto, rezuman la elegancia de sus referentes británicos, pero con la personalidad de esas bandas que conseguirán lo que se propongan. Letras que reflejan el inicio de este artículo, sobre la necesidad de producir sin medida, consumir sin remedio, la deshumanización, la autorrealización o la hiperactividad, se dan la mano con una vertiente más contestataria en temas como la explotación laboral.
 


Aquí quedan cuatro ejemplos de buenos músicos, que al igual que hacías en las tiendas de discos, puedes rebuscar entre toda la oferta de internet. Y por favor, no corras. Escúchalos de principio a fin, volviendo a dar una pasada y buscando otros discos que hayan editado. 

Descansa, intenta desconectar y paladea con cariño todo aquello que te haga feliz. Tienes tiempo por delante.

Un abrazo, virtual, a todos/as. Mis mejores deseos.


Diego Cardeña
@DiegoCardenaFM

RockFM