5 curiosidades sobre The Rolling Stones

Desde que uno de sus miembros fuera expulsado de los Boys Scouts hasta que les encerraran en una cocina a componer sus propias canciones
The Rolling Stones 'STONES - NO FILTER' UK Tour
LONDON, ENGLAND - FEBRUARY 26: An exclusive image of The Rolling Stones taken on October 25th 2017 in Paris. In conjunction with the announcement of part two of the 'STONES - NO FILTER' tour in Europe and the UK. Starting in Croke Park, Dublin, Ireland on 17th May 2018 and continuing in Manchester, Edinburgh, Cardiff and London. Image released on February 26, 2018 in London, England. (Photo by Dave J Hogan/Dave J Hogan/Getty Images for The Rolling Stones)

Tiempo de lectura: 2’

La mañana del 17 de octubre de 1961 quedará marcada en la historia del rock and roll, como el día en que se reencontraron dos jóvenes que estaban llamados a hacer historia en la música. Ya se conocían de antes, pero se habían perdido la pista. Esa mañana, en el anden número dos de la estación de tren de Dartford (Kent, Inglaterra) Mick Jagger y Keith Richards cruzaron sus caminos. Un año después formarían The Rolling Stones. Hoy día, y como recuerdo de aquel encuentro, aquel anden tiene una placa conmemorativa.

Mucho se ha escrito, y dicho, sobre aquel encuentro y lo que han supuesto The Rolling Stones en la historia del rock. Sin embargo, lo que nos trae aquí son algunas curiosidades que (probablemente) no sabías de la banda británica.

1) Keith Richards fue expulsado de los Boys Scouts con deshonor. Según recuerda el guitarrista de la banda, estuvo en los Scouts durante un par de años. En uno de los campamentos que organizaba el grupo, Richards coló un par de botellas de whisky y, con ellas, alguna que otra pelea: "Se dieron cuenta de las peleas tiempo después de que ocurrieran. Resulta que fallé uno de los golpes y aporreé un poste de la tienda de campaña. Se dieron cuanta porque me rompí un hueso de la mano".

2) La rivalidad entre The Rolling Stones y The Beatles era más mediática que real. Mucho se escribió en su día sobre que si The Rolling Stones eran los chicos malos, y The beatles los buenos. Lo cierto es ambas bandas tenían muy buena relación. Tanto es así que el segundo single que publicaron los Stones era una canción que The Beatles cedió al grupo: "I Wanna Be Your Man". Parece que Jagger y Richards iban en un taxi cuando vieron a Lennon McCartney. En ese momento les gritaron algo así com: "Hey, hey, echadnos un cable. Estamos grabando, ¿tenéis alguna canción?". Así que en esas que los cuatro fueron al estudio de grabación, donde Lennon y McCartney terminaron de dar forma a la canción. 

3) La imagen es importante. El mánager del grupo Andrew Loog Oldham pensó que la imagen del teclista del grupo, Ian Stewart, no encajaba con la que tenía en mente para The Rolling Stones. De modo que Stewart pasó a ser road mánager del grupo. Sin embargo, los Stones continuaron invitándole a las sesiones de grabación, hasta que falleció en 1985. Por cierto, fue incluido con el resto de la banda en el Rock and Roll Hall of Fame, en 1989.

4) Empezaron a componer a la fuerza. Nuevamente, fue su mánager Loog Oldham quien vio la necesidad de que la banda compusiese material propio. ¿Qué hizo? Encerrar a Jagger y a Richards en una cocina, impidiendo que salieran hasta que hubieran escrito algo. De aquello surgió la canción "Tell Me (You're Coming back)", que incluyeron en su debut homónimo (1964).

5) Mick Jagger le echó un cable a Sid Vicious. El bajista de Sex Pistols fue acusado de la muerte de su pareja, Nancy Spungen. Parece ser que Mick Jagger financió secretamente la defensa de Vicious al saber que el mánager de Sex Pistols, Malcom McLaren no tenía pensado ayudar a Sid. En palabras de John Lyndon, cantante de Pistols: "Tengo una buena imagen de jagger por ello. Nunca usó aquel gesto para darse publicidad".



 

RockFM