Dave Ellefson desvela el motivo por el que Megadeth no pudo aguantar cinco días de gira con Motörhead

El bajista de Megadeth echa la vista atrás a su gira con Motörhead tras la salida de 'Peace Sells... Bur Who's Buying?'
Dave Ellefson desvela el motivo por el que Megadeth no pudo aguantar cinco días de gira con Motörhead

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con NFR Podcast, el bajista de Megadeth, David Ellefson, ha explicado el motivo por el que su banda no aguantó ni siquiera las cinco fechas que tenía programadas para tocar en directo con Motörhead tras la salida de 'Peace Sells... But Who's Buying?' (1986).

"Nuestra primera gira cuando sacamos el álbum fue una de cinco días con Motörhead. Lo cierto es que empezamos en Oakland y me acuerdo de ello porque aparecieron los chicos de Exodus. El guitarrista Rick Hunolt nos vio junto cuando habíamos comprado nuevos amplificadores, algunos estuches para nuestros instrumentos y un par de contenedores para el vestuario".

"Y cuando Rick llegó, nos dijo, '¿Contenedores para llevar ropa? ¿De verdad necesitáis eso para llevar camisetas y vaqueros?'. Se estaba metiendo con nosotros, 'Oh, chicos, ahora sois grandes estrellas del rock'".

"También vino a vernos Lars Ulrich. Él siempre solía venir a un montón de conciertos. James Hetfield también, pero Lars siempre estaba por allí. Si estaba en casa siempre se acercaba y pasaba el rato con Dave Mustaine".

Aunque todo suene divertido, casi como un sueño hecho realidad, las cosas no tardaron en torcerse para Megadeth.

"Sí, lo pasamos bien, ya sabes, el rock and roll. Pero bueno, volviendo al tour con Motörhead, creo que solo hicimos tres de los cinco shows que habíamos apalabrado, y la razón es que habían fichado a Pete Gill, que estaba tocando la batería y era un gran intérprete, pero eran ingleses, así que les importaba una mierda lo que le pasara a los demás":

"El caso es que él tenía un solo de batería durante el show en el que su kit estaba enganchado a unos raíles que estaban justo detrás de Lemmy y llegaban casi hasta el micrófono. Eso solo lo utilizaban al final del concierto, cuando tocaba el solo".

"Como resultado, nosotros no podíamos montar nuestra batería en el centro, teníamos que ponerla en un lateral. Insisto, lo único que hacían era mover el kit hacia adelante, él tocaba el solo y luego volvía a su lugar. Fue algo que nos molestó, así que nuestro mánager nos sacó de las giras que quedaban porque no estaban dispuestos a dar su brazo a torcer".

"Así que nos fuimos, les dejamos solos en las dos últimas fechas. Por suerte, Eddie Summers nos consiguió otro pequeño tour por la Costa Este y hasta Texas. Después, Alice Cooper nos acogió a principios del '87. Eso fue genial, fue nuestro primer tour por arenas".

"Fue un poco como lo que le pasó a Metallica con Ozzy o cuando a Anthrax firmaron con una discográfica y, después, salieron de gira con Iron Maiden. A nosotros nos ficharon y, después, salimos de gira con Alice Cooper. Esa fue la cosa. Firmas con alguien como Combat, Megaforce o Metal Blade, después pasas a una major y, más tarde, sales de gira en un gran tour de arenas.

"Alice fue genial, nos acogió bajo su ala. Y es divertido cuando escucho sus primero temas porque, dios mío, él y Dave cantan casi igual. Alice siempre ha protegido a Dave, le encanta Megadeth y el enfoque que le damos a nuestra música".

"Lo único malo es que teníamos audiencias muy diferentes, mientras que Metallica y Ozzy son formatos más parecidos. Megadeth tenía uqe salir cada noche y trabajar duro, porque aquel no era, necesariamente, nuestro público".

RockFM