Dave Grohl (Foo Fighters) cuenta cómo fue la primera vez que vio "a su gemelo"

Según relata el propio Grohl, la conexión con él fue inmediata
Dave Grohl (Foo Fighters) cuenta cómo fue la primera vez que vio "a su gemelo"

Tiempo de lectura: 2’

El líder de Foo Fighters, Dave Grohl se ha desecho en elogios hablando de Taylor Hawkins, el actual batería de la banda, durante una entrevista para 95.5 KLOS. Asegura que Hawkins fue algo así como “su gemelo espiritual”desde el minuto uno, por lo bien que congeniaron desde el primer día. Cómo fue la primera vez que se vieron? Lo recuerda como si fuera ayer, y fue algo así como un “flechazo”: "Oh, Dios mío. La primera vez que nos vimos, estábamos en un programa de radio entre bastidores, y se acercó con una cerveza en la mano. Me dijo: 'Hola, tío, ¿qué pasa? Soy Taylor, toco con Alanis Morissette. Tío, me encanta tu disco, es genial'. Era tan idiota. Yo estaba como, '¡Wow, eres mi gemelo o mi animal espiritual, o mi mejor amigo!' En los primeros 10 segundos de conocerlo...Y, por supuesto, lo había visto tocar la batería y pensé que era un baterista increíble". No hay más que verlos para darse cuenta que son tal para cual...

ctv-a0n-grohl hawkins


Grohl confiesa que cuando decidieron buscar batería su primera opción era Hawkins pero él por aquel entonces estaba con Alanis Morissette y en ningún momento pensó que fuese a abandonarla: "Cuando llegó el momento de buscar un baterista, de deseaba que lo hiciera pero no me imaginaba que dejaría a Alanis Morissette porque en ese momento era la artista más grande del mundo".

"Sabes que soy tu hombre"

Cuando Grohl decidió llamarle, la respuesta de Hawkins fue inmediata: "Cuando le llamé y le dije: 'Oye, estoy buscando un batería'. Él dijo: 'Sabes que soy tu hombre'. Y creo que tenía más que ver con nuestra relación personal que con algo musical. Y para ser honesto, todavía lo hace. Nuestra relación musical, la base de eso es nuestra amistad, y por eso cuando saltamos al escenario y tocamos, estamos tan conectados porque somos como mejores amigos, y es genial."

Con la incorporación de Hawkins, Grohl tenía claro que esa “panda de amigos” se había convertido en la banda que necesitaba:

"Bueno, con el primer disco, juntamos la banda, nos lanzamos a la carretera y estuvimos de gira durante un año y medio. Y entonces nos miramos y dijimos: 'Vale, ¿queréis volver a hacerlo? Y dijimos: 'Sí, hagámoslo de nuevo'. Así que grabamos un segundo disco, nos abrimos paso a través de todos los obstáculos, salimos de gira durante otros dos años y luego nos miramos y dijimos: 'Vale, ¿queréis hacerlo otra vez? Hagámoslo de nuevo'. Y así ha sido durante 26 años. Pero al final llegas a un punto en el que creo que todos estamos muy agradecidos de estar en el lugar en el que estamos, de poder tocar música y compartir esta experiencia como amigos y con miles de personas de todo el mundo. Se convierte en algo más que una banda, se convierte en una gran vida. Es el mejor trabajo del mundo. Así que estamos muy agradecidos por todo lo que tenemos y no damos mucho por sentado, eso es seguro".

Así es Foo Fighters, una banda que como raíz y bandera lleva ese buen rollo como sello de identidad desde hace casi tres décadas.


RockFM