Dave Grohl (Foo Fighters) desvela cómo vivió los meses posteriores a la muerte de Kurt Cobain: "No quería escuchar música"

El frontman de Foo Fighters recuerda cómo fue la transición que vivió tras la muerte de Kurt Cobain
Dave Grohl (Foo Fighters) desvela cómo vivió los meses posteriores a la muerte de Kurt Cobain

Tiempo de lectura: 3’

En una nueva entrevista con Apple Music, Dave Grohl ha explicado cómo vivió la muerte de su compañero en Nirvana, Kurt Cobain y cómo le afectó a nivel personal, así como la dificultad de la transición entre batería y frontman o el miedo que pasó a ser despedido durante su etapa en Nirvana.

"Cuando me uní a Nirvana, era su quinto batería, ¿verdad? Habían tenido todo un equipo de músicos y algunos lo hicieron mejor que otros", explicó Grohl, haciendo referencia a Aaron Burckhard, Dale Crover, Dave Foster y Chad Channing. "Cuando me uní, no conocía Krist Novoselic y Kurt Cobain en absoluto, pero cuando nos conocimos y comenzamos a tocar juntos, estaba claro que todo funcionaba realmente bien y que sonábamos a Nirvana", explica.

"Pero acabas de conocer a esta gente y no pasó mucho tiempo... Fue casi un año exactamente desde que me uní a la banda hasta que sacamos 'Nevermind'. Una vez salió, las cosas fueron muy deprisa, estaba muy nervioso de que me despidieran o de que todo parase. Básicamente no quería que me despidieran", cuenta.

"Lo hice lo mejor que pude para no perder aquello. La inseguridad que yo tenía era que pensaba que no era lo suficientemente bueno, pensaba que iban a encontrar a otra persona", explica.

Sin embargo, la aventura de Nirvana llegó a su fin con la muerte de Kurt Cobain, que se quitó la vida en abril de 1994. Entonces, comenzó un periodo realmente difícil para Grohl, que se tuvo que encontrar a sí mismo antes de volver a hacer música.

"Cuando Kurt murió, hubo un periodo en el que todos nos escondimos del mundo y toda nuestra realidad dio una vuelta completa. Había dolor, hubo luto. Todos estuvimos juntos. Recuerdo estar con Krist Novoselic y que los dos nos asegurásemos de que estábamos bien", explica.

Sin embargo, su vínculo con la música se había apagado: "Viajé durante un tiempo. Recuerdo que me fui a Reino Unido. No sé, solo conduje por muchos sitios y estuve pensando mucho. En cierto momento, me comenzó a llamar gente preguntándome que si quería tocar la batería con ellos o unirme a otra banda, pero yo no pensaba que eso fuera a suceder".

"Siempre que he vuelto a casa después de una gira, he grabado canciones por mí mismo, pero aquella sensación había desaparecido", recuerda Grohl. "No quería componer, escribir ni escuchar música, y mucho menos unirme a una banda y tocar".

Sin embargo, el legendario batería se dio cuenta de que necesitaba recuperarse: "Es extraño cuando tu vida es arrancada de ti de esa manera. No creo que nadie pensara mucho en qué pasaría después. Estás atrapado en ese momento. Así que, al final, me levanté del sofá y me dije: 'Ok, siempre me ha gustado tocar música y siempre he disfrutado de componer y escribir canciones para mí. Siento que tengo que volver a hacerlo por mí'".

Sin embargo, la vida de Grohl dio otro giro inesperado cuando se convirtió en el frontman de Foo Fighters, teniendo que levantarse de la batería para tocar la guitarra y cantar. Aquella transición tampoco fue fácil: "Salir y estar ahí de pie fue difícil. Quiero decir, llevaba mucho tiempo detrás de la batería y ahora tenía que cantar delante de la gente. ¿Cómo se movía mi cuerpo? ¿Qué tenía que decir entre canción y canción?", cuenta.

"Esas son las cosas que se te pasan por la cabeza y si no te sientes bien o no tienes esa conexión o confianza, da verdadero miedo. Lo pasé mal durante ocho o 10 años. Me costó mucho tiempo acostumbrarme", finaliza.

Por suerte, a Dave Grohl le salió bien el cambio y ahora está en una de las bandas más exitosas de todo el panorama internacional contemporáneo. Estamos seguros de que muy pronto volveremos a ver al músico en su máximo esplendor liderando a Foo Fighters hacia la gloria.

RockFM