Dave Grohl (Foo Fighters) afirma que su nuevo disco fue grabado en una casa encantada

Según Dave Grohl, el nuevo disco de Foo Fighters se grabó mientras sucedían fenómenos paranormales 
FOO FIGHTERS

FOO FIGHTERS

Tiempo de lectura: 2’

El vocalista y guitarrista de Foo Fighters, Dave Grohl, ha explicado que su próximo disco, que saldrá, si todo va bien, este 2020, fue grabado en una casa encantada y que esto afectó a las sesiones de grabación de su nuevo disco. 

El conjunto se fue a grabar a una mansión de Califonia construida en los años '40, lugar que, según la banda, tenía una historia bastante turbulenta. Cuenta Dave Grohl que los sucesos extraños comenzaron a ocurrir durante las noches en las que los Foo Fighters se ausentaban del estudio. 

"Cuando fuimos a la casa de Encino, supe que la sensación era extraña, pero que el sonido era increíble. Conezamos a trabajar allí y, al poco tiempo, comenzaron a suceder cosas. Volvimos al estudio al día siguiente y todas las guitarras estaban desafinadas, la mesa de mezclas, de repente, estaba desconfigurada con todos los volúmenes apagados. También por ejemplo, abríamos nuestro proyecto de Pro Tools y había tracks que faltaban. Habría otros que, por ejemplo, aparecían y que no habíamos grabado. No era nadie tocando ni nada así, solo un micrófono abierto grabando el cuarto", explica. 

Dice el vocalista de Foo Fighters que aquellas grabaciones "no tenían voces ni nada discernible". Sin embargo, el cantante afirma que puso un monitor de bebés (de esos que sirven para saber si lloran durante la noche) "para ver si alguien estaba allí o alguien intentaba fastidiarnos... Al principio, no había nada. Justo cuando pensábamos que tod era ridículo y que nos estábamos volviendo locos, comenzamos a ver cosas en la cámara que no podíamos explicar". 

Sin embargo, oportunamente, el material no llegará a ver la luz. "Cuando nos enteramos de la historia de la casa, tuve que firmar un acuerdo para no revelar ninguna información sobre ella porque el que nos la alquiló está intentando vender el lugar", dijo. "Así que no puedo decir nada de lo que ha pasado... pero estos múltiples sucesos durante este corto periodo de tiempo nos hicieron finalizar el álbum tan rápido como pudimos", finalizó. 

¿Es esto una estrategia promocional? ¿Quizás otra broma de Dave Grohl? Lo más posible es que, en algún momento, sepamos más sobre el tema y que, de alguna manera, los Foo Fighters nos estén tomando el pelo con alguna divertida manera de vendernos su nuevo redondo. Nosotros, de momento sin dormir esta noche, seguiremos esperando para escuchar lo próximo de la banda. 

RockFM