Dave Grohl (Foo Fighters) recuerda los despiadados ataques de la prensa cuando volvió a la música tras la muerte de Kurt Cobain (Nirvana)

"¿Cómo te atreves a hacer música después de Nirvana?"
Dave Grohl recuerda los despiadados ataques de la prensa cuando fundó Foo Fighters

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Apple Music, Dave Grohl ha hablado sobre cómo fue volver a la música después de la muerte de Kurt Cobain y la disolución de Nirvana. El frontman de Foo Fighters ha recordado que sufrió el acoso de la prensa, que tardó mucho tiempo en dejar de etiquetarle únicamente como el batería de la formación de Seattle.

"Oh dios, aún hay periodistas que están como: '¿Cómo te atreves a hacer música después de Nirvana?'. Y para mí es como: '¿Qué se supone que tengo que hacer?'.

"Intentamos, con mucha fuerza, hacer las cosas bien. En lugar de meternos en un tour abiendo para alguna gran banda que llenara recintos decidimos montarnos en una furgoneta y hacer lo que siempre hemos hecho. Comenzar de la manera en la que siempre hemos comenzado".

"Nos sentíamos cómodos haciendo eso, sin realizar eventos promocionales o entrevistas. Tampoco quisimos hacer un videoclip nada más empezar, intentamos retrasar todas esas cosas porque, en cierto modo, nos daba bastante miedo".

"Sé que estaba en la cuerda floja en aquel momento. Sabía que iban a analizar todo lo que hiciera y que iban a hacer comparaciones y toda esa clase de cosas. Si no sientes que se lo correcto o no tienes esa conexión o confianza, puede ser terrorífico. Al final, para mí, costó entre ocho y 10 años superarlo, fue mucho tiempo".

"Quiero decir, ahora, cuando salgo al escenario, me digo, 'Okey, vamos a por ello'. Sin embargo, hace mucho tiempo, el simple hecho de hacer entrevistas me daba miedo. Era tímido. Era algo inseguro e introvertido. Sentía que no estaba acostumbrado a estar en primera fila de aquella manera y, de hecho, no puedo ver entrevistas de aquella época".

Sobre el primer disco de Foo Fighters, en el que Grohl grabó todos los instrumentos, el músico recuerda lo siguiente:

"Nirvana se había terminado y yo no estaba muy seguro de qué iba a hacer a nivel musical con el resto de mi vida, pero siempre me había gustado grabar canciones por mi cuenta. Normalmente, cuando lo hacía era o en mi sótano con mi amigo Barret Jones (que coprodujo el primer disco de Foo Fighters) o con amigos de Washington DC".

"Pero nunca me lo tomé tan en serio como al final acabó siendo, como un gran lanzamiento. Así que cuando grabé aquello tardé como seis días. Lo hice muy rápido y sin la intención de que fuera un 'album' album".

"Cuando lo escucho a día de hoy, por ejemplo, si me pongo 'This Is a Call', todavía me suena como una demo. No suena como si tuviera una producción detrás, para mí es una grabación que realicé".

"Es un disco muy crudo y para los estándares de hoy en día... oh dios mío. La manera en la que lo hicimos se consideraría arcaica, pero fue todo un viaje. De hecho, el sitio en el que lo grabamos es un estudio realmente inusual que está en la esquina de la calle donde vivo".

RockFM