Dave Lombardo (Slayer) recuerda cómo salvó a Metallica sustituyendo a Lars Ulrich durante una "crisis"

El batería sustituyó a Lars Ulrich durante un concierto en la edición de 2004 del Download Festival inglés
Dave Lombardo (Slayer) recuerda cómo salvó a Metallica sustituyendo a Lars Ulrich durante una "crisis"

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista para Speak N' Destroy, el batería clásico de Slayer, Dave Lombardo ha recordado el día en el que tuvo que sustituir a Lars Ulrich durante un concierto de Metallica en la edición de 2004 del Dowload Festival inglés.

Durante la preparación del show, Ulrich tuvo que ser hospitalizado a causa de una enfermedad que nunca fue revelada. La única opción para no cancelar su show a pocas horas de su celebración fue buscar a varios sustitutos: Lombardo, Joey Jordison, por aquel entonces en Slipknot y el técnico de batería de Lars, Flemming Larsen. Dave tocó los temas "Battery" y "The Four Horsemen".

"Recuerdo que me llamó el mánager de Slayer y me dijo, 'Hey Dave, tenemos una pequeña crisis, Lars no va a poder estar en el show". Y yo le pregunté qué era lo que sucedía".

"El caso es que ellos me preguntaron si estaba interesado en tocar con Metallica, no sé si me preguntaron por el show entero o si sólo querían que tocara unos pocos temas. Cuando miré el setlist, vi que no estaba muy familiarizado con las últimas canciones que habían publicado, así que accedí a tocar las dos primeras canciones".

"Me encontré con los chicos y pasamos un rato en un pequeño cuarto que servía de sala de ensayo, tocamos las dos canciones que conocía y, un rato después, salimos al escenario. Lo pasamos muy bien ensayando, me caen genial. Nunca he tenido problemas con ellos, siempre han sido muy majos conmigo. De hecho, conocía a Robert Trujillo de su época en Suicidal Tendencies y, de hecho, ya había tocado con él una versión de 'Battery'".

"Toqué 'Battery" y después, también, 'The Four Horsemen'. Fue muy divertido, uno de esos momentos que recuerdas en la historia y en el tiempo. Lo que más me gustó fue cuando pasé a tocar el doble bombo en 'Battery' y, al final, James Hetfield estaba impresionado, como, '¡Joder!'".

En una entrevista previa con la revista Classic Rock (vía UG), Lars Ulrich dio más detalles sobre lo que le sucedió en aquel momento:

"Habíamos tenido un calendario de gira muy duro, pasamos por Japón, Europa, América y Australia. A mitad de todo esto, sucedieron cosas que alteraron mi vida personal, mi familia, mi matrimonio y todo eso".

"Pasé muchas noches sin dormir y muchas mañanas de madrugones. El caso es que me desperté en Copenhage y fui a desayunar con 14 familiares míos. Después, me metí en el avión".

"Estaba agotado. De repente, me daba pánico estar metido en un pequeño y jodido tubo de metal a 41.000 pies de altura. Nunca antes había tenido ataques de ansiedad ni ningún tipo de crisis nerviosa, jamás".

RockFM