Dave Mustaine (Megadeth) confiesa el verdadero motivo por el que "le daba envidia" el éxito de Metallica

El vocalista fue despedido de Metallica en su momento por porblemas con sus compañeros
Dave Mustaine (Megadeth) confiesa el verdadero motivo por el que "le daba envidia" el éxito de Metallica
SAN FRANCISCO, CA - DECEMBER 10: Dave Mustaine (L) and James Hetfield of Metallica pose at Day Four of the bands' 30th Anniversary shows at The Fillmore on December 10, 2011 in San Francisco, California. (Photo by Tim Mosenfelder/WireImage)

Tiempo de lectura: 5’

En el último episodio de 'Icons', Gibson TV se sienta con el líder de Megadeth, Dave Mustaine. En esta mirada íntima de una hora de duración a toda su trayectoria musical, Dave da permiso a los espectadores para que entren y así compartir historias muy personales sobre su infancia, su tiempo con Metallica y el legado perdurable de Megadeth. También se pueden ver fotos e imágenes raras de la carrera de Dave y de su tumultuosa vida que bordan una imagen de un hombre que ha superado muchas cosas y que, sin embargo, nunca ha perdido su absoluto amor por tocar la guitarra y crear música.

Recordando cómo pasó el viaje en autobús de vuelta de Nueva York a California después de ser despedido por Metallica en 1983, Mustaine explicó (según la transcripción de Blabbermouth): "El viaje a casa desde Nueva York fue largo. Sabía que iba a ser largo. El viaje de ida fue peligroso", dijo, refiriéndose al incidente en el que Metallica casi muere en Wyoming mientras viajaba a través del país en ruta para reunirse con el fundador de Megaforce Records, Jonny Zazula, en Nueva Jersey. "El viaje fue malo. Debido al accidente en Wyoming, creo que eso es lo que me hizo el tipo que tenía que ir en ese momento. Y no sé. Probablemente estaba destinado a irme antes de eso por, ya sabes, la palabra 'destino' y el hecho de que había tanto talento y tanta personalidad entre los cuatro. No sé si hubiéramos podido sobrevivir. Estaba destinado a haber algún tipo de explosión en algún momento".

"Dejar Metallica, muchas de las cosas que hicieron, ver cómo tenían su éxito, podría haber sido cualquier cosa", continuó. "Podrían haber dejado el metal y empezar a hacer Twinkies y yo me habría puesto celoso porque éramos amigos y de repente ya no lo somos. Y todo lo que sé es que quiero seguir haciendo lo que hacemos juntos porque hacemos feliz a la gente y los cuatro podemos ir por ahí como si fuéramos algo especial. Y nunca me había sentido especial en mi vida hasta ahora. Pero tenemos esta guitarra, tenemos esta banda, y ahora siento que soy alguien".

"Me alegra decir que nuestra amistad hoy es muy diferente a la de aquel momento, a la de aquellos momentos, a la de aquellos días, a la de aquellos tiempos, a la de aquellas personas", añadió Mustaine. "Todos somos diferentes. Somos padres. Ahora somos mayores. Y creo que, al final, probablemente eso fue lo más impactante y lo más difícil de tolerar o aceptar, fue que cuando la banda se detuvo, como que sentí que me había detenido. Sé que eso no es cierto. Pero qué puede pensar un chico joven en ese momento. No tenía mentores, no tenía a nadie que me hablara de mi vida y me dijera: "Vas a superar esto y vas a ser mucho más feliz por ello".

"Recuerdo que hice un gran examen de conciencia de camino a casa", dijo. "¿Quería tocar la guitarra? ¿Quería seguir haciendo esto? ¿Qué voy a hacer? Ya lo tengo. Voy a hacer una banda que sea más metal que Metallica. Y tengo que inventar un nombre que sea más metal que una banda que tenga 'metal' en su nombre. Así que, ¿qué se me puede ocurrir?' Y pensé: 'Bueno, esperaré un poco antes de eso'. Y empecé a escribir letras".

En una entrevista de 2009 con el Lydverket de Noruega, Mustaine dijo que estaba "tan dolido" por haber sido expulsado de Metallica por supuestamente beber demasiado. "Dije: '¡¿Qué?! ¿Sin segunda oportunidad, sin una advertencia? Vamos, todos bebemos. Venga ya'", recordó. "Y dijeron: 'No, eso es todo. Te vas'. Y yo dije: 'Muy bien'".

Mustaine también afirmó que un altercado con el líder de Metallica, James Hetfield, le llevó a ser despedido de la banda.

"Yo vendía hierba", dijo Dave. "Cuando me iba a tocar en un concierto, la gente sabía que mi hierba estaba sentada en mi apartamento, diciendo: 'Adelante, ven a hacerme compañía'. Así que me asaltaron. La gente me robó todo lo que tenía; todo mi alijo. Y pensé, al diablo con esto. Voy a conseguir unos perros para que se queden en el apartamento cuando me vaya. Así que me compré dos perros y llevé a uno de ellos a un ensayo y puso sus patas en el coche de Ron [McGovney, el entonces bajista de Metallica]. Y James le dio una patada en el costado. Y yo estaba como, '¿Qué coño has hecho? Es un perro, es lo que hacen. Pero no se patea a los animales'. Así que entramos en la casa, y empezamos a discutir un poco más. Acabé dándole un puñetazo en la cara y creo que esa fue la raíz por la que perdí mi trabajo".

En una entrevista de 2009 con la emisora de radio de Dallas/Ft. Worth, Texas, 97.1 The Eagle Rocks, Hetfield dijo que era "tan extraño" escuchar a Mustaine hablar todavía de su salida de Metallica. "Es muy Dave, y así es él", dijo James. "Y no importa en qué banda estuvo o lo que sea... Quiero decir, Dave no está en esta banda por una razón, y esta es la razón. Es muy simple. Estuvo en la banda durante 11 meses y sigue y sigue y sigue y sigue. No conozco ninguna otra banda en este planeta que haya tenido un miembro en la banda por un corto período de tiempo y que todavía tenga este tipo de problemas. Es una locura.... ¡¿Sabes qué?! Está enamorado, y eso está bien, porque nosotros también lo queremos".

Ya en 2016, el guitarrista de Metallica Kirk Hammett dijo al podcast 'Word Of Wheeler' que entendía el continuo resentimiento de Dave hacia sus antiguos compañeros de banda por la forma en que fue despedido del grupo. "Siempre he visto a Dave como alguien que estaba muy, muy triste, muy enfadado y muy frustrado por su situación con Metallica, y nunca pudo dejarlo pasar", dijo. "Y, ya sabes, siempre he mostrado mucha empatía por él, entendiendo que simplemente estaba cabreado. Es el equivalente a que la mujer de tu vida te deje. Quiero decir, de verdad. Cuando tu banda te echa... Nunca me han echado, pero puedo imaginar que es una experiencia horrible, especialmente si es una banda por la que sientes mucha pasión. Así que puedo entender la situación de Dave durante todos estos años. Pero también diré que cuando hicimos esos conciertos del 30º aniversario en el Fillmore [en San Francisco], e invitamos a Dave a tocar en todas esas canciones de 'Kill 'Em All', tío, me sentí tan bien al tenerle tocando en el escenario. Me pareció perfectamente bien que, mientras Dave tocaba los solos de guitarra, me acercara a James y tocara las partes rítmicas con él, y no fue para nada un gran problema. Y pude ver, por la mirada de Dave y por su actitud, que era súper catártico para él. Y pude ver cómo le estaba ayudando. Así que me lo tomé con calma. Y es interesante, porque desde entonces, creo que la relación de Dave con nosotros es un poco mejor ahora. Me gustaría pensar que todo eso curó algunas cicatrices que necesitaban ser curadas".

En una entrevista de septiembre de 2004, Mustaine declaró: "Realmente no me importa Kirk, me robó el trabajo, pero al menos pude tirarme a su novia antes de que me lo robara. ¿Qué tal sepo, Kirk?".

Mustaine no tocó en ningún álbum de Metallica y no asistió a su ingreso en el Rock And Roll Hall Of Fame en 2009.





RockFM