Dave Mustaine (Megadeth) culpa a Metallica de haber estado enganchado a la heroina: “Me destrozaron la cabeza”

El frontman de Megadeth recuerda su sufrimiento tras ser expulsado de Metallica
Dave Mustaine (Megadeth) culpa a Metallica de haber estado enganchado a la heroina: “Me destrozaron la cabeza”

Tiempo de lectura: 2’

En una nueva entrevista con Kerrang!, Dave Mustaine, líder de Megadeth, se ha sincerado sobre cómo se sintió al ser expulsado de Metallica y, al poco tiempo, haber acabado enganchándose a la heroína, además de explicar las precarias condiciones en las que vivió en aquel momento.

“No lo veía como un veneno”, afirma ahora Musatine. “Era más bien como un alivio cuando te han quitado el trabajo de toda tu vida, con un grupo de hombres pasando cada momento de sus vidas intentando desacreditarte, diciendo que no eres un buen guitarrista cuando eres uno de los mejores. Eso te destroza la cabeza. Beber y tomar drogas no era una gran solución, pero ayudaba”.

“Estaba luchando por sobrevivir, había mucho instinto de conservación ahí. Habíamos firmado un horrible contrato discográfico por 8000 dólares y el tipo que nos llevaba se quedó la mitad del dinero de adelanto para comprar drogas. Nadie sabía que no era un verdadero mánager. Quiero decir, teníamos nuestras sospechas de que era más bien un traficante. Y, mierda, no sabíamos más, pensábamos que todos los mánagers de rock vendían drogas”.

El renacimiento de Dave Musatine

Años después, en 2002, Mustaine fue diagnosticado con una neuropatía radial que le impediría tocar la guitarra y tuvo que disolver Megadeth. Sin embargo, no solo se recuperó, sino que se abrió al mundo espiritual.

“Fue devastador. Cuando me lo dijo el médico, resultó ser un mal diagnóstico y rechacé aceptarlo. Solo porque fuera médico, no significaba que estuviera en lo correcto. Creo en el mundo espiritual igual que cuando estaba involucrado con las cosas oscuras, como la magia negra. Si hay un lado oscuro, también tiene que haber un lado luminoso. Creo que la espiritualidad viene de hacer cosas buenas por la gente, como tocar canciones con un mensaje positivo. Esa es la recompensa. Por otro lado, si pones triste a la gente, les haces sentir mal o les demonizas, eso te hará daño y te convertirá en un zombie espiritual”.

RockFM