David Bowie también vende todas sus canciones: esta es la millonaria cifra por la que han sido compradas

Bowie sigue los pasos del Boss y se convierte en el último de una larga de artistas que se deshacen de todo su catálogo
David Bowie también vende todas sus canciones: esta es la millonaria cifra por la que han sido compradas

Tiempo de lectura: 3’

¡Otro más! Si hace unos días comentábamos la multimillonaria venta de las canciones de Bruce Springsteen, este comienzo de 2022 ha sido el turno de David Bowie. Y es que, Warner ha adquirido así los derechos de publicación musical global del catálogo de canciones de Bowie. El acuerdo incluye todo el trabajo de Bowie que abarca cientos de canciones de las seis décadas de carrera del icónico artista y compositor, incluidos álbumes como 'Space Oddity', 'Changes', 'Life on Mars?', 'Ziggy Stardust', 'Starman', 'Rebel Rebel', 'Fame', 'Young Americans', 'Golden Years', 'Heroes, 'Ashes to Ashes, 'Modern Love, 'Let’s Dance, 'Where Are We Now?' y, entre muchos más, 'Lazarus'.

De este modo, hablamos de una adquisición que comprende canciones de los 26 álbumes de estudio de David Bowie lanzados durante su vida, así como el lanzamiento póstumo del álbum de estudio, 'Toy'. También incluye los dos álbumes de estudio de la banda en la que estuvo el músico,Tin Machine, junto con pistas lanzadas como sencillos de bandas sonoras y otros proyectos.




El Copresidente y CEO de Warner, Guy Moot, ha destacado lo siguiente: "Todos en Warner Chappell estamos inmensamente orgullosos de que la propiedad de David Bowie nos haya elegido para ser los cuidadores de uno de los catálogos más innovadores, influyentes y duraderos de Historia de la música. Estas no son solo canciones extraordinarias, sino hitos que han cambiado el curso de la música moderna para siempre. La visión y el genio creativo de Bowie lo llevaron a ir más allá, lírica y musicalmente, escribiendo canciones que desafiaron las convenciones, cambiaron la conversación y se han convertido en parte del canon de la cultura global. Su trabajo abarcó grandes éxitos del pop y aventuras experimentales que han inspirado a millones de fanáticos e innumerables innovadores, no solo en la música, sino en todas las artes, la moda y los medios".

Aunque oficialmente las partes firmantes no han dado a conocer la cantidad económica, la revista "Variety" asegura que Warner habría pagado a los herederos de Bowie más de 250 millones de dólares, unos 221 millones de euros, por el mencionado catálogo del músico fallecido en 2016 a los 69 años.

Recordemos que todo esto es continuación del anuncio del año pasado de un acuerdo global entre Warner Music Group (WMG) y la propiedad de Bowie a través del cual Warner Music ha licenciado los derechos mundiales del catálogo de música grabada de Bowie desde 1968. Con este nuevo acuerdo con Warner Chappell, WMG es ahora el lugar de referencia del trabajo de Bowie como "compositor y artista de grabación".

Fue en septiembre de 2021 cuando se tuvo esa primera confirmación y, posteriormente, diversos medios británicos valoraron que el acuerdo que ahora se ha alcanzado estaría cercano a los 535 millones de dólares, cifra enormemente alejada de la del acuerdo final que desvela "Variety". El 7 de enero, el día antes del cumpleaños de David, llegará 'Toy' que es su tan esperado lanzamiento oficial haciendo que el legendario álbum inédito esté disponible.

El álbum fue grabado después de la actuación triunfal de David en Glastonbury 2000. Bowie entró al estudio con su banda, Mark Plati, Sterling Campbell, Gail Ann Dorsey, Earl Slick, Mike Garson, Holly Palmer y Emm Gryner, para grabar nuevas interpretaciones de canciones que había grabado por primera vez entre 1964 y 1971.

David planeaba grabar el álbum 'old school' con la banda tocando en vivo, elegir las mejores tomas y luego lanzarlo tan pronto como fuera humanamente posible. Desafortunadamente, en 2001, el concepto del lanzamiento del álbum 'sorpresa' y la tecnología para respaldarlo aún faltaban bastantes años, lo que hacía imposible lanzar 'Toy', como se llamaba ahora el álbum, como David quería. Así, fuentes cercanas al proyecto dicen que "Mientras tanto, David hizo lo que mejor hizo; pasó a algo nuevo".

Las semillas de 'Toy' se sembraron por primera vez en 1999 cuando David quería interpretar algo de su carrera anterior a 'Space Oddity', por lo que se remontó a 1966 y desempolvó 'Can't Help Thinking About Me' por primera vez en treinta años. El disco 'Toy' termina con una nueva canción de la que el álbum toma su título, 'Toy (Your Turn To Drive)'.




RockFM