David Coverdale (Whitesnake) pensaba que era el final cuando compuso “Here I Go Again”: “Se acabó la fiesta”

El vocalista de Whitesnake pensaba que su carrera se había terminado al componer su mayor hit
David Coverdale (Whitesnake) pensaba que era el final cuando compuso “Here I Go Again”: “Se acabó la fiesta”

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como informa Ultimate Classic Rock, David Coverdale pensaba que se encontraba ante el final de su carrera cuando compuso el clásico “Here I Go Again” de Whitesnake en 1981.

Lo cierto es que su situación no era la mejor: su matrimonio se estaba yendo a pique y la relación con sus compañeros de banda distaba mucho de ser la mejor. En aquel momento, además, Coverdale vivía en un pequeño apartamento alquilado, durmiendo en cuartos separados con la que entonces era su esposa. Por si eso fuera poco, el músico estaba cerca de cumplir 30 años.

“Mientras componía 'Here I Go Again' pensaba en la ruptura de mi primer matrimonio, inconsolable, con un oporto blanco y limonada. Pensé: 'Se acabó la fiesta'”, dice Coverdale en una entrevista con The Independent. “En aquellos tiemos, ¡nadie pensaba que Mick Jagger seguiría de gira con 78 años! ¿Estás de broma? Esos tipos siguen subiendo el listón, ¡qué bastardos!”.

“Here I Go Again” llegó al número 34 de las listas de venta en Reino Unido cuando se publicó por primera vez en 1982. En Estados Unidos, de hecho, pasó sin pena ni gloria. No fue hasta hace cinco años después cuando se “obligó” a David Coverdale a volver a grabar la canción en lo que se convertiría “Here I Go Again '87”, un tema emblemático de éxito mundial.



“No estaba impresionado, pero funcionó”, recuerda Coverdale. “Fueron los de Geffen los que me convencieron, y gracias a Dios que lo hicieron, porque fue algo que me ayudó con la hipoteca”.

En el videoclip del tema, también aparecía la actriz Tawny Kitaen, que acabó convirtiéndose en una parte importante del éxito de la canción. Después de conocerse en la grabación, Coverdale y ella estuvieron casados durante un breve periodo de tiempo.

"Era un regalo a la vista, pero pusimos a Tawny en ambientes elegantes y nunca la utilizamos como hacían otras bandas de rock, con medias rasgadas y demás", explica Coverdale. "Se extendió por todo el mundo hasta el punto de que en cualquier suite de hotel en la que entraba y encendía la televisión, nueve de cada diez veces estaba en la MTV y siete de cada diez veces Tawny estaba dando volteretas sobre dos Jaguar. Fue algo absolutamente loco, y sigue siéndolo".

RockFM