David Gilmour explica por qué Pink Floyd no volverá a tocar incluso aunque se reconcilie con Roger Waters

El guitarrista de Pink Floyd tiene claro que la banda no volverá a actuar nunca más
David Gilmour explica por qué Pink Floyd no volverá a tocar incluso aunque se reconcilie con Roger Waters

Tiempo de lectura: 2’

Durante una reciente entrevista con Guitar Player, el guitarrista de Pink Floyd, David Gilmour, ha hablado sobre el (no) futuro de la banda y ha afirmado que no considera que el grupo deba tener un último recorrido, dando un motivo de peso por el que no volvería al conjunto ni aunque consiguiera solucionar sus diferencias con Roger Waters.

En esta nueva charla, el músico se ha sincerado sobre si, siendo Pink Floyd una banda de “tres actos”, existe, aunque sea remota, la posibilidad de que pudiéramos presenciar un “cuarto acto”, en el que viéramos a los ingleses emprender una nueva aventura.

“No. He acabado con ello. He tenido una vida en Pink Floyd durante muchos años, y unos cuandos de ellos, al principio, con Roger. Todos esos años en lo que ahora se considera nuestro mejor momento, fueron, en un 95%, satisfactorios y felices a nivel musical, así como lleno des de diversión y de risas”.

““Y no quiero dejar que el otro 5% cambie mi forma de ver lo que fue un largo y fantástico tiempo juntos. Pero el tiempo de Pink Floyd ya pasó, hemos acabado, y sería falso volver y hacerlo de nuevo. Además, hacerlo de nuevo sin Rick Wright estaría, simplemente, mal”, explica, como razón de paso para no volver.

“Estoy totalmente a favor de que Roger haga lo que quiera y disfrute de la alegría que le deben reportar sus shows de 'The Wall'. Yo estoy en paz con esas cosas. Te aseguro por completo que no quiero volver. No quiero volver a tocar en un estadio. Soy libre para hacer lo que quera y como yo quiera”.

Syd Barret y el Live 8

En otra parte de la entrevista, David Gilmour también ha hablado del breve periodo de tiempo en el que coincidió con Syd Barrett en la banda, así como el Live 8, último concierto de la historia de Pink Floyd.

Sobre Barrett, ha dicho lo siguiente: “Fue una tragedia, de verdad. Coincidimos solo en cinco conciertos y luego... (suspira). Tenemos una pequeña grabación de Syd en un vestuario antes de uno de esos conciertos, y se pone a bailar un poco mientras sonríe y se ríe. Pero, cuando le ves, piensas: 'Oh Dios, no, qué tragedia'. Pobre chico. No recuerdo mucho de aquella época. Yo acababa de llegar, y creo que sabían que iba a ocupar su lugar”.

Sobre el Live 8, que tuvo lugar en 2005 y agrupó, por primera vez en 24 años, a Gilmour, Waters, Mason y Wright, Gimour ha explicado lo siguiente.

“Lo disfruté bastante, aunque tuvimos unos cuantos días muy tensos de ensayos. Roger y yo no habíamos hablado entre nosotros durante años”.

“Todos sugerimos canciones para tocar y Roger hizo las suyas, que a mí no me importaron. Al final, pensé: 'En realidad, somos Pink Floyd y él es nuestro invitado, y puede hacer lo que yo le diga o irse a tomar por culo'”.

¿Y qué canciones sugirió Waters? “Él quería tocar 'Money' -que todos tocamos, de hecho-, 'Another Brick in the Wall' y 'In the Flesh'”.

Finalmente, la banda acabó tocando “Breathe”, “Money”, “Wish You Were Here” y “Comfortably Numb”. Aquel día, admite David Gilmour, Roger Waters no tuvo autoridad para imponer su elección musical.


RockFM