El decepcionante motivo por el que Charlie Watts no recibió su merecido homenaje en el Rock Hall of Fame

El difunto batería de The Rolling Stones iba a ser homenajeado por varias estrellas del rock, pero finalmente
El decepcionante motivo por el que Charlie Watts no recibió su merecido homenaje en el Rock Hall of Fame

Tiempo de lectura: 2’

El Rock and Roll Hall of Fame tenía planeado realizar un homenaje, repleto de estrellas, al difunto Charlie Watts, batería de The Rolling Stones. Ahora, la bajista de The Go-Go's , Kreg Valentine, ha desvelado el verdadero motivo por el que, en el último momento, se abandonó la idea de que esta actuación tuviera lugar. (vía Ultimate Classic Rock)

La artista ha explicado que varios músicos iban a interpretar, al final del show, el clásico “Tumbling Dice” de The Rolling Stones para homenajear al difunto Charlie Watts, que nos abandonó el pasado verano. El show, sin embargo, se alargó demasiado, provocando que el homenaje solo tuviera lugar la noche anterior, en los ensayos de la ceremonia.

“Después de la cena en el hotel, la banda volvió al recinto para el ensayo de un final de show que nunca tuvo lugar”, dice la bajista en un post de su blog. “La idea era una gran, tradicional, mega-versión del “Tumbling Dice” de The Rolling Stones con todo el mundo en el escenario en honor a Charlie Watts”.

“Spoiler: acabó no sucediendo, dada la longitud del show y un problema sindical. Estoy bastante segura”, añade. “No fue culpa del Rock Hall, eso seguro. En cualquier caso, ensayar la canción fue un gran momento, sin duda, y ahí es cuando acabé sintiéndome totalmente cómoda con nuestro lugar en el tinglado”.

Valentine siguió explicando que Foo Fighters actuó como “la banda de la casa”, así que ella tocó la guitarra durante los ensayos para evitar una situación en la que se “pisaran” al tener dos bajistas al mismo tiempo sobre el escenario. “Me encantó unirme a ellos... con una canción de los Stones ni más ni menos”, añadió. “Todo el mundo se apoyó mutuamente, fue simplemente increíble. Fue una manera genial de finalizar la noche antes de la ceremonia de inducción”.



Valentine admite, también, que tardó en sentirse cómoda con la inducción de las Go-Go's. La basjita tuvo que lidiar con un pequeño síndrome del impostor al sentirse “ansiosa” e “indigna” del premio. Sin embargo, ahora insiste en que todo el equipo del Rock and Roll Hall of Fame fue comprensivo y la apoyó en todo momento.

RockFM