Dee Snider (Twisted Sister) cuenta su vivencia más incómoda con Lemmy (Motörhead) y las drogas

El cantante de Twisted Sister explica una de las historias más bizarras que vivió con el líder de Motörhead
Dee Snider (Twisted Sister) cuenta su vivencia más incómoda con Lemmy (Motörhead) y las drogas

Tiempo de lectura: 2’

En un nuevo post en su cuenta oficial de Twitter, Dee Snider ha compartido la historia de una de las situaciones más incómodas y curiosas que vivió junto al legendario Lemmy Kilmister, líder de Motörhead, en su juventud. Como no podía ser de otra manera, hubo drogas involucradas en el asunto.

Como puede que sepas, Dee Snider es, probablemente, la estrella de rock más sana que te podrás encontrar. El músico siempre se ha mantenido alejado de las drogas y la bebida. De hecho, tal y como declaró hace algún tiempo a Fox, el secreto de su longevidad y buena forma, es que se ha convertido en una "anti-estrella de rock".

"Nunca he bebido, nunca he tomado drogas. Incluso mi agente de voz me vende como un fumador y bebedor de whiskey porque tengo la voz muy rota, pero eso es de gritar y dejarme el pecho en ello toda mi vida", dijo en su momento el músico, que, además, tiene hasta su propio gimnasio para entrenar.

Sin embargo, incluso aunque fuera uno de los tipos más limpios de la historia del rock, eso no impidió que muchos de sus compañeros sí que coquetearan con las sustancias estupefacientes, incluido el legendario Lemmy, del que se cuentan muchísimas leyendas e historias sobre su consumo.

En esta última historia, que Snider a contado a petición de un fan, el de Motörhead le ofreció cocaína a Snider durante un show en el que ambos compartieron escenario.

"Después de uno de nuestros primeros conciertos juntos, Lemmy me lleva a un lado y pinta dos rayas de cocaína, una para mí y otra para él. Y yo le dije: 'Lemmy, muchas gracias, pero yo no me drogo'. Entonces, se me queda mirando durante un instante y, de repente, dice: '¡Pues más para mí!" y cogió y se metió las dos. Así fue durante décadas", narra el vocalista, que ha acompañado su mensaje de un pequeño "smiley".

Lemmy falleció el 28 de diciembre de 2015, poco después de cumplir 70 años. Varios problemas de salud le acompañaron durante sus últimos años de vida, lo cual le obligó a relajar sus hábitos. Fue un cáncer el que, al poco de ser diagnosticado, nos quitó al legendario músico.

RockFM