Dee Snider (Twisted Sister) defiende los pasaportes de vacunación: “Quiero uno más que nada en el mundo”

El vocalista de Twisted Sister, Dee Snider, defiende que se requieran pasaportes de vacunación para viajar y asistir a eventos
Dee Snider (Twisted Sister) defiende los pasaportes de vacunación: “Quiero uno más que nada en el mundo”

Tiempo de lectura: 2’

Tal y como indica Blabbermouth.net, el vocalista de Twisted Sister, Dee Snider ha vuelto a defender los pasaportes de vacunación que se están imponiendo en varias partes de Estados Unidos y que, próximamente, también estará en Europa. Este “pase” valdrá para poder entrar, de forma segura, con prueba negativa de COVID-19 o cartilla de vacunación, a ciertos eventos.

Un pasaporte de vacunación es un documento físico o digital que demuestra si alguien ha sido vacunado contra la COVID-19. Los más críticos con esta medida afirman que esto supone una violación de la privacidad y un abuso por parte de los gobiernos. Mientras tanto, sus partidarios en Estados Unidos afirman que ciertas leyes de inmigración de varios estados requieren que las personas que acceden al país muestren su cartilla de vacunación para probar que no tienen ciertas enfermedades.

Snider, que está acostumbrado a meterse en polémicas, ha opinado sobre el tema en su cuenta oficial de Twitter: “Sé que hay gente que ya lo sabe, ¡pero quiero un pasaporte de vacunación más que nada en el puto mundo! ¡Ondearé mi cartilla de vacunación como si fuera una bandera! ¡No tengo nada que esconder! ¡Si un pasaporte de vacunación me va a permitir ir a sitios sin todos estos protocolos de COVID, firmo donde sea!”.

El metal a favor de los pasaportes de la vacunación

Dee no es el único músico de heavy metal que ha apoyado la idea de los pasaportes de vacunación. A principios de este mes, el guitarrista de Testament, Alex Skolnick dijo que esta medida era necesaria, siendo prueba de ello que varios promotores y dueños de salas en Estados Unidos han comenzado a anunciar eventos exclusivos para personas que estén vacunadas.

“Para ir a ciertos países, necesitamos una vacuna contra la fiebre amarilla, así que llevamos una cartilla que nos da la OMS como prueba de que nos hemos vacunado. ¿Cuál es la diferencia? Hemos estado haciendo esto durante años. Nunca lo hemos pensado de otra manera. No queremos que nadie se ponga malo. ¿Por qué es, entonces, un problema? Y, después, cuando la gente se queja de la vacuna diciendo que no saben lo que hay en ella les digo: '¿Y por qué no sospechas de la vacuna de la polio?'. Porque todo el mundo se pone esa. No creo que puedas salir del hospital sin ponerte ciertas vacunas”.

“Me quedo con la boca abierta cuando veo cómo la gente no se da cuenta de esto. Está la varicela, las paperas, la polio... Hay vacunas que hemos estado poniéndonos durante años, y ese es el motivo por el que no nos ponemos enfermos de esas cosas. La misma comunidad científica que estaba detrás de aquellas vacunas, lo está ahora de estas”.

“Se me está acabando la paciencia con esta gente”, concluyó Skolnick.

En Estados Unidos, el porcentaje de personas que se han puesto la vacuna contra la COVID-19 ronda el 40,1% mientras que, a fecha de ayer, en España hemos alcanzado 20,8%.

RockFM