Dee Snider (Twisted Sister): “Fui un verdadero gilipollas en los '80”

El vocalista admite que su comportamiento durante aquella década distó mucho de ser el idóneo para con su banda
Dee Snider (Twisted Sister): “Fui un verdadero gilipollas en los '80”

Tiempo de lectura: 3’

Dee Snider, quien fuera vocalista de Twisted Sister y una de las caras más reconocibles del panorama del hard rock y el heavy metal en los 80, ha reconocido que su comportamiento durante aquella época no fue el mejor y que, de hecho, borracho de fama, se convirtió en “un verdadero gilipollas”, en una nueva entrevista con la revista Metal Hammer.

“Pregúntale a mi mujer y a mis compañeros de banda si siempre fui tan buena persona”, desafía Snider a su interlocutor. “Fui un verdadero gilipollas en los '80, ¡pero me siento mucho mejor ahora! No hay nada como una buena lección de humildad que consista en que te lo quiten todo y perder prácticamente todo lo que tenías, lo cual me pasó en los '80 y a principios de los '90. Todo el dinero desapareció, la banda igual y mi mujer casi me deja. Me hizo despertar de golpe”.

En otra parte de la charla, Dee también habló sobre la pelea entre Twisted Sister y Manowar. Ambas bandas comenzaron a enemistarse cuando el -entonces- guitarrista de Manowar, Ross “The Boss” Friedman le dijo a la prensa musical británica que consideraba que la banda de Snider era “una broma” y dijo que “en Estados Unidos, Twisted Sister tocaría en competiciones de camisetas mojadas y locales de cerveza a un dolar”. La respuesta de Dee Snider fue contundente: “Mi puño en tu cara”.

“Hubo un momento en el que quería pegar a Manowar”, admite. “Les dijimos que se encontraran con nosotros en Covent Garden, y que íbamos a tener una pelea a puños. No se presentaron porque sabían que no estaba de broma. Estaba en la década de mis 20 años, estaba loco”.

“¿Grabaría una versión de Manowar? Probablemente no, incluso aunque hayamos arreglado las cosas y ya no seamos enemigos, ¡no nos volvamos locos!”, dice Snider.

La historia de la pelea contra Manowar, Lemmy incluído

El pasado mes de julio, Dee Snider explicó la historia de su pelea con Manowar en más detalle durante una entrevista.

“De hecho, fueron Manowar, Hanoi Rocks y Twisted Sister. Quedamos con nuestras bandas para pelearnos. Nosotros aparecimos, pero ninguno de ellos lo hizo”.

“Fue un momento particularmente oscuro para mí, entre el contrato discográfico y firmar con Atlantic Records. Lo estábamos pasando realmente mal. Estábamos en casa, sin dinero, habíamos perdido nuestro acuerdo, no sabíamos cuál iba a ser el siguiente paso, yo tenía un bebé...”.

“Cuando Hanoi Rocks y Manowar echaron mierda de Twisted Sister en Kerrang, escribí una carta retándoles a una pelea entre ambas bandas. Así que Manowar dijeron: 'Sí, tendremos una batalla de bandas para ver cuál es la mejor de todas'. Y, en otra entrevista, dije: 'No, no. No me refiero a una batalla de bandas. ¡Hablo de mi puño en tu cara!'”.

“Así que nadie pidió perdón. Anunciamos que íbamos a encontrarnos con ellos. Vinieron los medios y muchos fans. Esto fue antes del cuarto disco de Twisted Sister, 'Come Out and Play' (1985). Tenía un megáfono, así que iba por ahí gritando: '¡Hanoi Rocks, salid a jugar!'”.

“Después miré a un cubo de basura y dije: '¡Manowar, salid a jugar!'. Y, no hace falta decirlo, fueron más listos que eso...”.

“Lemmy estaba ahí con nosotros, vino. Siempre apoyó a Twisted Sister. Les llamó 'Manollorones', eso era algo de Lemmy. Y la prensa dijo: '¿Así que eso es todo?'”.

“Y yo dije: 'Oh, no. Vamos a ir a sus conciertos y les vamos a sacar a rastras del escenario. Quiero subir al escenario y, delante de su jodida audiencia, voy a sacarles de allí y voy a destrozar a esos jodidos idiotas delante de su propia gente. ¡Esto no se ha acabado!'”.

“Bueno, y después de aquello, nos llegó una carta pública de Hanoi Rocks: 'Somos los hijos del rock and roll, no queremos problemas'. Okey, es justo”.

“El que entonces era guitarrista de Manowar, Ross the Boss, que estaba en una banda llamada The Dictators con nuestro bajista Mark Mendoza, le mandó una carta diciendo: 'Tío, no podemos pedir perdón, somos Manowar. ¿Podríais dejar esto, por favor? ¿Podéis, por favor, parar?'”.

“Y Mendoza dijo: 'Vale, lo dejaremos estar. Callad la boca y pasaremos del tema porque somos amigos. Pero si vuelve a pasar alguna mierda parecida de nueva, voy a mandar esta carta a Kerrang para que la publiquen'”.

“Y así se acabó el tema. Y he tenido que encontrarme con Ross y con Joey DeMaio desde entonces. Mira, ahora que lo veo desde esta perspectiva, fui un completo idiota. Quiero decir, estaba pasando por muchas cosas, tío”.


RockFM