Deep Purple se retirarán “no con una explosión, sino con un gemido”

El teclista de Deep Purple, Don Airey, se sincera sobre la retirada de la banda
Deep Purple se retirarán “no con una explosión, sino con un gemido”

Tiempo de lectura: 3’

Don Airey, teclista de Deep Purple, ha dicho que la banda se retirará “con un gemido” después de dar, por lo menos, una última “vuelta de honor”. El que fuera colaborador de bandas como Black Sabbath o Judas Priest tiene claro que a la banda aún le queda mecha, por lo menos, para una últiam gira.

En 2017, como ha pasado con otros conjuntos, Deep Purple anunciaron su retirada con una última gira. No pasó mucho tiempo hasta que algunos miembros de la banda comenzaron a expresar sus dudas sobre si era el momento de colgar las botas. Después, llegó la pandemia de 2020 y, durante este periodo, la banda aprovechó para grabar su nuevo disco de versiones, 'Turning to Crime'.

“Cuando eres un músico en una banda, piensas que controlas lo que pasa, pero no es así”, dice ahora Airey a la Rolling Stone (vía Ultimate Classic Rock). “El negocio te lleva a ti. Por supuesto, siempre ha habido demanda de que la banda continuara, al menos por parte de los promotores y agentes. Siempre decimos: 'Okey, seguiremos un año más'. No puedo asegurarlo pero, espero, si las cosas mejoran este año, daremos una vuelta de honor. Durará más de un año, supongo”.

El músico también ha sido preguntado sobre cómo será el momento en el que “vuelva tras bambalinas y todo se haya acabado”: “Me vienen a la cabeza las palabras de T.S. Eliot: 'Esta es la forma en la que acaba una banda. No con una explosión, sino con un gemido'. Creo que, llegado el momento, no sabremos que es el último concierto. No tendremos ni idea de que ese es el final. Así es como va a acabar. No va a haber un gran escenario. Me gusta lo que dijo Buddy Guy, algo como: 'Los músicos no se retiran, se caen'. Piensas sobre estar en el jardín y estar con tus nietos, pero está en tu sangre eso de tocar y girar. Es una adicción. Espero seguir tocando durante un tiempo”.

Airey entró a Deep Purple en 2001 para ocupar el puesto de Jon Lord. Aunque, en un principio, parecía que el legendario teclista iba a regresar al conjunto, dado que se alejó de él para tratar un problema de salud, finalmente nunca acabó por volver. Don sería su sustituto permanente desde aquel momento aunque no sería hasta 2006 cuando fue reconocido como miembro de pleno derecho de Deep Purple.

Roger Glover, bajista de la banda, fue el que le preguntó, en aquel momento, si podía hacer esta suplencia: “Le dije: 'Vale, ¿qué canciones hay?' y Roger me dijo: '¿Qué es lo que te gusta?'. Trabajamos en un setlist. Todos los temas eran muy familiares, pero aún así tuve que estar dos noche sin dormir ensayando. Entonces fui hacia Heathrow para encontrarme con la banda. Me pusieron en el avión que no era. Llegué al ensayo general, que había sido programado desde las seis hasta las nueve de la noche, a las nueve menos cuarto. Como te digo se equivocaron con el avión”.

El bajista solo ensayó durante 15 minutos: “Roger me dijo: '¿Tocamos 'Woman From Tokyo'?'. Le dije que sí. Tras acabar, se me acercó y me dijo: 'Bienvenido a la banda'. Había ido muy bien. Y Steve Morse me dijo: 'Tenemos una canción llamada 'Fools', ¿la conoces?'. Le dije que sí. Había cambiado la parte central del tema. Me la enseñó y ahí se acabó en ensayo”.

“Al día siguiente, vino Steve durante una hora y me enseñó uno de sus tracks instrumentales llamado 'The Well-Dressed Guitar'. Lo siguiente que hice fue subirme al escenario con Deep Purple en el Skanderborg Festival frente a 30.000 personas, lo cual fue un shock”.

RockFM