De productor de raperos a colocar un tema “metalero” en el top de todas las listas: “he conseguido ser el p*** Randy Rhoads en 2019”

Andrew Watt es el responsable de que una canción de “rock” vuelva a ser de las más escuchadas a día de hoy
ctv-11k-andrew-watt

Tiempo de lectura: 2’

Te puede gustar o no, pero Andrew Watt es el responsable, no solo de la “resurrección” de Ozzy Osbourne, sino también de que, a fecha de 2019, una canción en la que, como mínimo, se intuyen el rock y el metal, vuelva a ser todo un éxito de escuchas y ventas, tal y como sucedía hace 30 o 40 años. El productor y guitarrista es el hombre detrás de la creación de 'Ordinary Man', el nuevo álbum de Ozzy Osbourne y así es como narra su historia.

“Una noche, Post estaba en el Rainbow Bar and Grill y vio una foto de Ozzy Osbourne, la compró y se la llevó a casa. Tuve esta imagen de él andando por Sunset con la imagen durante un tiempo en la cabeza. Entonces me di cuenta de que tenía que hacer una canción de Post con Ozzy.  He dicho muchas locuras antes, y este fue uno de esos momento”. Así comenzó la historia del regreso de Ozzy y de una de las canciones más exitosas de los últimos tiempos. “En 2019, hemos conseguido que haya una jodida canción de metal sonando en radios de pop, con un solo de guitarra con tapping y con la voz de Ozzy Osbourne. Esa es la mierda más guay de todo el mundo”, afirmó Watt. 

Después, todo fue rodado. Osbourne y Post Malone grabaron “Take What You Want”. Lo que Watt no se esperaba, era que Ozzy le llamara, poco después, para grabar un nuevo disco.  “Ozzy me mandó un mensaje pidiéndome grabar un álbum y yo le conteste que sería maravilloso. Cogí el telégono y llame a Chad Smith. Le dije: 'Tío, Ozzy me ha dicho que grabe un álbum con él. ¿Te unes al proyecto?'. Y él me contestó: '¿Estás de coña? ¿Cuándo grabamos?'. Entonces, llamé a Duff McKagan, de Guns N' Roses, y me dijo lo mismo: '¿Estás de coña? ¿Cuándo grabamos?'", narró Watt. 

En menos de un mes, toda la música del disco estaba grabada y añadida a la voz de Ozzy.  “Es el proyecto del que más orgulloso me he sentido jamás, porque sacó el niño de 12 años que aún llevo dentro. No me entiendas mal, me encanta la música pop que hago, pero esto me hizo sentir que estaba realizando lo que nací para hacer: tocar la guitarra en un tema de rock. ¡He conseguido ser el puto Randy Rhoads en 2019!”, culmina Watt. 

El resultado de este trabajo verá la luz en 2020. ¿Cómo sonará? Ya puedes escuchar dos adelantos: 

RockFM