¿Detenidos por pertenecer a una banda de metal?

El clima de tensión en Estados Unidos también llega a la música
ctv-hgy-metal-detenidos

Tiempo de lectura: 2’

Imagínate un mundo en el que, sólo por llevar el pelo largo y vestir con camisetas de grupos, la gente sospechara de ti. No tienes que imaginarlo, porque ya vivimos en él y las cosas comienzan a ir a peor. 

El pasado 9 de agosto, los miembros de la banda de metal de Kansas Torn the Fuck Apart, se encontraban sentados en su furgoneta, estacionados en el parking de un Walmart, la cadena de supermercados más famosa de Estados Unidos. De repente, alguien decidió que los músicos tenían pinta de sospechosos y llamó a la policía, que se personó y les detuvo, aunque la situación se aclaró rápidamente. El vocalista y guitarrista de la banda relató lo sucedido al medio americano Metal Sucks:

“Por la mañana paramos con la furgoneta en un Walmart de un parque forestal el Illinois para estirar las piernas y comprar algunas cosas después de una noche de descanso de nuestro tour y de preparar la actuación de nuestro próximo festival. Llevábamos allí aproximadamente una hora porque nuestro batería estaba dentro comprando y, pasados 15 minutos escuchamos sonidos de radio detrás de nosotros y un coche de policía aparcando detrás. En un abrir y cerrar de ojos, salieron tres más y nos rodearon.

Después de contestar varias preguntas durante varios minutos, el policía nos dijo que estaban ahí porque habían recibido varias llamadas informando de que había una furgoneta oscura con individuos sospechosos en ella. Después de que nos pidieran nuestras identificaciones, se dieron cuenta de que eso no era así. Los policías fueron muy profesionales y respetuosos con nosotros después de darse cuenta de que no éramos ninguna amenaza. De hecho, se llegaron a hacer fotos con nosotros como si nos estuvieran arrestando y nos ayudaron a hacerle creer a nuestro batería que nos iban a llevar al calabozo. 

No culpéis a la policiía por hacer su trabajo, lo llevaron bien. Eso sí, es muy molesto que hayamos sido 'fichados' por lucir como rockeros. Esto es algo que nunca nos había pasado, pero la vida sigue”.

Bromas aparte, la situación de tensión ha aumentado después de los últimos tiroteos en Estados Unidos, sobre todo a raíz de los comentarios de Donald Trump culpando a diferentes factores -obviando la libre proliferación de armas- de la masacre de Dayton y del descubrimiento de que el asesino era fan del heavy metal, lo cual ha contribuido a estigmatizar -aún más- a todos los fans del género. 

RockFM