El día que Elvis Presley ayudó a la vacunación de todo un país

El 26 de octubre de 1956 Elvis acudió al Show de Ed Sullivan, pero no solo a actuar, se vacunó delante de millones de personas
El día que Elvis Presley ayudó a la vacunación de todo un país

Tiempo de lectura: 2’

La historia que te voy a contar a continuación no es ni mucho menos reciente, pero sí tiene muchísimo que ver con la actualidad que estamos viviendo con el coronavirus y las vacunas. Corrían mediados de los años 50 y en Estados Unidos la poliomielitis ( es una enfermedad infecciosa que afecta principalmente al sistema nervioso) estaba devastando a la población norteamericana, sobre todo niños y a jóvenes, matando cada año a miles de niños y dejando a otros tantos impedidos de por vida o en silla de ruedas. En 1953 llegó la vacuna del doctor Jonas Salk, que prometía acabar con la enfermedad. El médico había vacunado a varios familiares, niños e incluso a su propia mujer viendo una gran mejoría en los pacientes. Todo un logro de la medicina de la época, pero, en 1955 un error en uno de los laboratorios provocó que la vacuna inyectada contagiase a más de 40,000 niños de los que murieron 200. Decenas de cabezas del laboratorio rodaron por aquel salvaje error, pero el daño ya estaba hecho, ese error provocó que la población estuviera totalmente defraudada y asustada con la vacuna, sobre todo los más jóvenes, que eran los más reacios a ponérsela con tan solo un 0,60% de jóvenes inmunizados hasta el momento.

Ante tal situación, el Gobierno nortemamericano tomó una más que inteligente decisión. ¿De qué manera podían fomentar la vacunación entre los más jóvenes tras la desconfianza surgida por aquel fatídico error? ¿Alertar del peligro de no vacunarse ayudaría a concienciar a la población? No, no era la mejor vía, pero tuvieron una brillante idea, buscar un joven que fuese famoso, que atrajese a las masas y del que la población se fiase al 100%. ¿Su nombre? Elvis Presley que con apenas 21 años ya era todo un emblema norteamericano, un joven triunfador y un ejemplo para la juventud. Su sola presencia ya era sinónimo de éxito.

Elvis fue contratado aparentemente como invitado en el programa de televisión más exitoso de la época, el Show de Ed Sullivan el 26 de octubre de 1956. A priori lo habían contratado para que actuara, pero la intención de su presencia ahí es día iba más allá. Antes de que empezara el programa, y delante de la prensa y del propio Ed Sullivan, Elvis Presley se subió la manga de su camisa y muy sonrientemente, y aparentando total tranquilidad, dejó que un funcionario del estado de Nueva York le clavara en el brazo una aguja cargada con la vacuna de la polio ante la atenta mirada de millones de estadounidenses que observaban a través de sus pantallas, como su ídolo se acababa de inyectar la vacuna.

A las pocas horas el Rey del Rock reapareció sonriente en el escenario cantando una de sus baladas más insignes, Love Me Tender sin ningún síntoma y en perfecto estado de salud.

Tras su actuación y después de que se vacunara públicamente, las tasas de vacunación entre los jóvenes estadounidenses se dispararon hasta el 80% después de sólo seis meses.

RockFM